San Juan 8 > Ovación > AFA

AFA evalúa proponer un nuevo torneo con 30 equipos

Este jueves habrá una nueva reunión informativa para varios dirigentes y la asamblea se realizaría el 27 de octubre.

La dirigencia de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) evalúa la posibilidad de modificar el formato de la actual Liga Profesional, a seis fechas del final, y eliminaría los dos descensos que están estipulados. El objetivo es contar con un campeonato de 30 equipos para el año que viene.

Este jueves a las 10, en la sede ubicada en la calle Viamonte, habrá una reunión informativa con algunos representantes de clubes tal como había ocurrido con otros hace dos semanas. La asamblea se realizaría el 27 de octubre, ya sea para ratificar lo establecido o aprobar los cambios en el reglamento.

Te puede interesar...

Lo llamativo de las variantes es que serían en un certamen próximo a finalizar y hasta podría afectar el desarrollo de otras competencias. Es el caso de Patronato, que está en zona de descenso y preservaría titulares para el duelo de hoy con River por Copa Argentina para priorizar la lucha por la permanencia.

¿Sin descensos? Las tres alternativas que maneja la AFA

Eliminar los dos descensos y, a raíz de los dos ascensos de la Primera Nacional, armar un campeonato de 30 equipo (en dos zonas de 15) para el año que viene.

En lugar de eliminar los dos descensos, hacer que se jueguen dos promociones frente a rivales de la Primera Nacional y armar un campeonato de 30 equipos (en dos zonas de 15) para el año que viene.

Mantener los dos descensos, tal como está estipulado, y armar un campeonato de 28 equipos (en dos zonas de 14) para el año que viene.

La primera parte del año se jugaría una Copa LPF con el formato de los últimos años: dos zonas (de 15 en este caso) con un interzonal para disputar los clásicos y clasificación de los primeros cuatro de cada grupo a cuartos de final. Así las cosas, serían 15 partidos más tres fechas más de cuartos, semis y final para aquellos que accedan a la definición por el título.

La gran novedad estaría en el segundo certamen, donde volvería a jugarse un torneo de todos contra todos pero solo con 20 equipos: serían los 10 mejores de cada zona del primer torneo del año para jugar por el título de campeón de primera división (más la clasificación a las copas), mientras que los diez equipos restantes (últimos cinco de cada zona) jugarían con los mejores 10 de la Primera Nacional (que debería resolver un formato similar al de la Copa LPF para la primera parte) en un certamen que tendría como premio un cupo a la Sudamericana 2024 y además determinaría, de alguna manera, los ascensos y descensos: los primeros diez de esa tabla final se quedarían en Primera para el año siguiente, y los últimos diez arrancarían en la Primera Nacional.

Un primer semestre con un torneo en dos zonas de 15; los cuatro primeros de cada una definen el título en modo playoff.

Un segundo semestre en el que los 10 primeros de cada una de esas mismas zonas armen un torneo de "élite" de 20 y los cinco últimos de cada grupo bajen a jugar con los diez mejores del torneo de Primera Nacional.

De este último torneo, todos contra todos, los 10 primeros vuelven a subir para jugar otra vez, al año siguiente, el torneo de 30.

Formatos para la Liga Profesional 2023: las otras dos alternativas

La primera es que se jueguen dos torneos con formato de Copa LPF, uno en cada semestre para redondear dos torneos de 18 fechas (aunque muchos equipos jugarían 15 partidos en cada uno de los semestres).

La otra, en tanto, es que se repita el formato de este año: Copa LPF primero, y todos contra todos después. La contra para esta alternativa es que el calendario se volvería muy complicado: serían 47 fechas a jugarse entre ambos torneos.

Quiénes están a favor y quiénes están en contra

A Boca, River y Racing, que habitualmente juegan copas internacionales en la primera mitad del año, no les gusta nada este proyecto. Y están abiertamente en contra (lo dijeron Ameal y Brito) o lo dicen en voz más baja (Blanco). Las prioridades siempre están afuera, donde perciben mucho más dinero, pero deberían atender el torneo local porque una mala campaña en esas 15 fechas -siempre puede suceder y ya no estarán los promedios protectores- pueden depositar al damnificado en cuestión, durante la segunda parte del año, en ese purgatorio que -para el folclore- será considerado un descenso. Y lo es.

Hay además otros clubes que buscan un torneo más serio y previsible, que no vaya cambiando permanentemente, que no sea prueba y error. Uno es Talleres con su presidente Andrés Fassi (crítico habitual de la AFA) y el otro es Estudiantes, a través de Juan Sebastián Verón, acostumbrado a vivir y competir en países y ligas algo más organizados (Inglaterra, Italia). En Vélez tampoco entusiasma la idea, aunque no lo hayan hecho público. Como no les gusta la idea de la anulación de los descensos a un Sarmiento prolijo y austero, que con mucho esfuerzo trata de escapar de la zona baja, ni a Argentinos Juniors.

A favor están Banfield, el club impulsor de la idea a través de su presidente Eduardo Spinosa, Atlético Tucumán, Gimnasia, Central (todos con dirigentes cercanos a Chiqui Tapia), los dos santafesinos (Unión no del todo convencido del formato que incluye a los del Nacional), un San Lorenzo que pidió demasiados favores como para ponerse en contra y que tiene a la dirigencia prendida con alfileres a la espera de las elecciones, Aldosivi (casi condenado a descender, ¿cómo se va a oponer?). Y podrían sumar los votos de Huracán y Defensa, a los que les da lo mismo y que podrían tentarse con una mayor repartija.

De los grandes queda Independiente, demasiado pendiente de sus propios problemas, de sus elecciones, como para que alguien tome una postura al respecto. Además, ¿quién sería la voz cantante? ¿Los que están de salida o los que podrían llegar al poder en el postergado comicio?

FUENTE: TyC Sports