San Juan 8 > precios

Estas son las medidas que prepara el Gobierno para contener la suba de precios

El objetivo es lograr una inflación del 2% este mes, con instrumentos para desacoplar el avance de los precios internacionales.

De cara al segundo trimestre, un tramo decisivo del año electoral, el Gobierno nacional prepara una serie de medidas para revertir el abrupto avance de la inflación, que se espera que sea del 12% en el primer trimestre. La semana pasada anunció la extensión de Precios Máximos y no autorizó aumentos. Ahora, el objetivo es instrumentar medidas para que la suba del precio internacional de los alimentos no incida en la canasta que consumen los argentinos.

El objetivo del gabinete económico es usar estos nuevos instrumentos para frenar la inercia inflacionaria y acercarse a la meta de 2% mensual desde abril, con la que se comprometieron ante empresarios en las distintas mesas de negociación, para que los salarios le ganen a la inflación. Además, la desaceleración de los precios es un punto central para lograr bajar la pobreza y, a su vez, con alto impacto en la percepción social en un año electoral.

Te puede interesar...

Las nuevas medidas económicas comenzaron a debatirse en una serie de reuniones que se llevaron a cabo la semana pasada entre la Comisión Nacional de Alimentos (Conal) y el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, la secretaria de Comercio Interior, Paula Español y, el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Basterra.

El presidente Alberto Fernández, sintetizó los discutido en declaraciones al programa Toma y Daca, por AM 750: "el mundo está sufriendo inflación en los alimentos por el aumento de la demanda. Lo que nos pasa a nosotros es que estamos aumentando la exportación y como los precios internacionales crecieron, los que producen esos alimentos quieren que los argentinos paguemos los precios internacionales, esta es la disputa que tenemos hoy en día".

Así, Fernández agregó: "Estamos trabajando en medidas. Yo puedo entender todo, pero no que se rían de los argentinos, no tienen por qué cobrar un kilo de carne lo que se paga en Francia o China".

Más allá de los nuevos anuncios, las últimas semanas el Banco Central atrasa el tipo de cambio con el objetivo de reducir las expectativas de inflación. Convalidó una tasa de depreciación del peso del 0,5%, lo que implica una tasa mensualizada de 2,5%, muy por debajo de la inflación proyectada para el mes de 4%.

LA RELACIÓN ENTRE EMPRESAS Y EL GOBIERNO PENDE DE UN HILO:

En los últimos días la Secretaría de Comercio Interior lanzó: un nuevo sistema informativo denominado SIPRE que obliga a las empresas a informar sistemáticamente precios y stocks, un sistema de fiscalización de etiquetas que se llama SIFIRE para "prevenir engaños" y, la prórroga de Precios Máximos sin aumentos y sin deslistar productos.

La Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal) emitió ayer un comunicado en el que cuestionó la extensión del congelamiento de precios y advirtió de la "ilegalidad" del SIPRE. El texto adelantó que se presentarán dos reclamos administrativos ante la Secretaría de Comercio Interior para que el SIPRE y el SIFIRE queden sin efecto.

"La ecuación de costos de 2020 todavía no está recuperada. La inflación fue de 36%, aumentaron los salarios, el costo logístico y hay un 12,5% de personal que no trabaja, pero la suba que se autorizó en precios máximos fue de 10,8%. La justificación del Gobierno de congelar los precios fue que era excepcional y ya se renovó siete veces", explicó Daniel Funes De Rioja, presidente de la Copal, a este diario.

Por su parte, Daniel Urcia, presidente de la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas (Fifra) apuntó a que aunque el Gobierno siga aumentando los controles, no va a conseguir reducir el aumento de precios: "nadie hace maravillas en un país inflacionario como el nuestro, los frigoríficos y las cadenas comerciales pueden sostenes un acuerdo como el de la carne porque cargan los precios por otro lado". Desde su punto de vista, el Gobierno debería enfocarse en medidas como la Tarjeta Alimentar.

QUÉ NEGOCIAN ACTUALMENTE LAS EMPRESAS Y EL GOBIERNO:

Según pudo saber El Cronista el ministerio de Desarrollo Productivo negocia, por un lado, con empresas alimenticias los aumentos que se permitirán desde la semana que viene en Precios Cuidados y, por el otro, con el sector cárnico la continuidad de los cortes promocionales.

En las últimas semanas las reuniones entre el Gobierno y el sector cárnico se intensificaron. Las conversaciones son en torno a la renovación del acuerdo de cortes a precios populares que se actualizó sólo hasta el 15 de abril. El objetivo de Producción era que dure un año, pero desde la industria sostienen: "En el contexto actual dudamos si se puede volver a renovar. Desde su lanzamiento en enero hasta la actualidad aumentaron la energía, el transporte, las paritarias".

FUENTE: Cronista