San Juan 8 > Espectáculos > Bake Off Argentina

La dura historia de vida de una de las participantes de Bake Off Argentina

Anoche, se emitió el segundo episodio de Bake Off Argentina (Telefe) y los participantes tuvieron la tarea de replicar una receta de Dolli Yrigoyen. En medio de las preparaciones, le tocó el turno a la participante de nombre Paula de presentarse frente al público.

Y Paula estuvo en el centro de la polémica desde antes del comienzo del programa. Su nombre se popularizó en el lanzamiento de los adelantos de la nueva temporada ya que es reconocida en Twitter. A su vez, fue acusada por no ser pastelera amateur, con el fantasma de Samanta Casais, eliminada por mentir en la inscripción, latente en la nueva edición.

Te puede interesar...

A pesar de cumplir con las normas del programa, algunos usuarios cuestionaron que ya tenía un emprendimiento de pastelería. De todos modos, se defendió por no haber estudiado y mencionó que no era su ingreso monetario principal.

Y anoche, Paula relató algunos aspectos de su vida. “La pastelería para mí es la salvación de mi vida. Es una excusa para juntar a la familia”, señaló.

“Por ahí no tenés un peso, sacás algo del honor y es un regalo que le pusiste amor y dedicación. Soy una pastelería bastante poco convencional, me gustan las tortas bizarras”, agregó. La empleada de la Universidad de Buenos Aires se refirió a algunos de sus gustos a la hora de crear: “Lo mío son los memes, los videojuegos, las cosas divertidas, las series. Trato de plasmar las cosas que me gustan”.

Por último, se sinceró sobre la importancia de su ingreso a la competencia: “Estar en Bake Off es un mimo al alma porque tuve un año muy complicado. Pasé por tratamientos dolorosos y tuve muchas malas noticias en lo médico”. “El llamado fue como ‘después de la tormenta viene el sol, tenés que enfocarte en esto y seguir adelante’”, sentenció.