San Juan 8 > Espectáculos > Chano

Chano, a corazón abierto: "Me interné muchas veces, el consumo es triste"

Chano Moreno Charpentier habló en una extensa entrevista con Jorge Lanata en radio este jueves tras aquel episodio donde recibió un disparo de un efectivo policial y por el que estuvo internado varios días.

El egocentrismo y el egoísmo son cosas que tenemos los adictos. Dicen que un adicto tiene como destino el hospital o la cárcel, pero uno recuperado, el éxito, porque somos hábiles manipuladores", dijo sobre el consumo.

Te puede interesar...

“Tengo 40 años y cuando consumía terminaba muy mal, al borde del un brote psicótico, desde una semana antes no me acuerdo nada. De hecho, la última vez que vine acá te mentí, dije que estaba bien, pero ahí hubo varios días que no se qué pasó”, remarcó sobre los días previos a aquel episodio a fines de julio.

Y comentó las alertas que había tenido en su cuerpo: “Unos días antes me interné, no le dije a nadie. Me interné muchas veces, el consumo era triste, no era algo de fiestas, social ni nada, consumía solo y estaba paranoico pensando que había gente en mi casa, consumía llorando, llamaba al dealer diciendo no quiero más esto para mí. Cuando estás con el consumo activo es difícil parar solo, parás con una tocada de fondo y tuve varias, pero esta vez no me acuerdo nada”.

Sobre su internación, el cantante explicó: “Me acuerdo que me despierto atado, las muñecas contra la cama, no recordaba nada y quería que me suelten, me fueron dando medicación para calmarme, lo mandaron a mi hermano Bambi a contarme, es una de las personas que más quiero y no podía creer cuando me contaba lo que pasó, no lo creía, pensé que era algo que me dijeron para que parara de consumir. Desde las semanas antes no recuerdo nada, llegué a casa y empecé a ver objetos que había comprado que no reconocía, me contaron lo del tiro, la secuencia, me contó cosas mi médica en quien confío y a quien le contaba cuando consumía y no podía parar. Me contaron que estaba intubado y ella se acercaba y yo lloraba. Soy una persona buena, está mal que lo diga yo, pero no tengo relaciones conflictivas cuando no consumo”.

“Padeciendo la enfermedad que padezco, y le digo enfermedad porque hay gente que no entiende que lo es, igual que la obesidad, hay gente que sufre y te estigmatizan pro ser estrella de rock, camarines y nada que ver, los camarines están poblados de gente sana. Yo me quería lastimar a mí mismo, es una pulsión que hace mi cabeza, mi cabeza sabe que soy inteligente para eso y las ganas no me vienen diciendo ‘qué rico’, sino diciendo ‘puedo ir a ese lugar, salir con esa chica que en el bolsillo tiene lo que yo quiero’”, enfatizó Chano.

Sobre su nueva etapa, en pleno proceso de recuperación, aseguró que “ahora todo lo que hago lo pongo en duda, no sé qué me hace bien y qué me hace mal”.

FqvMaTqb5E-700x000.jpeg

Y sobre su regreso a los escenarios en el Luna Park indicó: “Es mi vida, no pregunté ni cuánto voy a cobrar, me gusta estar con la gente y me acostumbré a que me puteen y que me quieran, me di cuenta que los medios me querían y estoy agradecido que la gente me bancó todas las que hice, lo digo con honestidad: Estoy agradecido de todas las que me perdonaron y que la gente me quiera venir a ver”.

Ahora vivo en una estructura muy rígida que me hacía falta la verdad. Hay gente que puede parar, yo estoy agradecido a la enfermedad que tengo porque hay personas que no llegan a consumir y viven de manera compulsiva sin darse cuenta que tienen una enfermedad que tratar y esto me permitió conocerme”, reconoció el músico.

Y amplió sobre esos primeras semanas de rehabilitación: “Los primeros veinte días me pusieron acompañante, primero entendés pero después decís qué hace este. Ayer hablé con una chica que hace tiempo que no se sumaba a los grupos y me dijeron que la acompañara y fui y hablé, y volvió a los grupos. Te piden que la acompañes y pude empatizar, diciéndole que la entiendo, que la familia pone presión porque las madres piensan que te vas a morir y te internan. Pude comprender a mi mama, se asustó con los shows, ella querría que me quede a vivir ahí un año, pero puedo entender su dolor, una madre saber que su hijo está enfermo, por todos lados”.

“Tenía alucinaciones, después de muchos años la droga hace mal. Me contaron que se metía a mi casa y me veía tirado, que lloraba y llamaba a mi médica diciendo que no sabía qué hacer, me angustia contar esto”, dijo sobre la relación con su madre Marina y lo que sufrió ella.

Temas