San Juan 8 > Boca

Dolor en Boca: murió Alfredo Graciani

Alfredo Graciani (56 años), máximo goleador de Boca en la década de los 80, murió esta mañana tras sufrir un paro cardíaco. Más allá de brillar en distintos clubes del país y del exterior, el Murciélago fue un símbolo del club de La Ribera donde disputó 250 partidos, marcó 83 goles y celebró 2 títulos en una de las épocas más complicadas de esa entidad.

En su cuenta de Twitter se publicó un mensaje horas antes de su muerte en el que dejaba en evidencia todo su amor por el Xeneize: “Vamos Boca Carajo hoy comienza un nuevo sueño!!”. El ex futbolista mostró su expectativa por el debut del equipo de Miguel Ángel Russo en la Copa Libertadores ante The Strongest de Bolivia.

Te puede interesar...

A base de goles y buenas actuaciones, Graciani se metió rápidamente en el corazón de los hinchas boquenses a mediados de los 80 cuando llegó proveniente de Atlanta. Aunque Alfredo Di Stéfano lo ubicó inicialmente como volante por derecha, pasó a formar dupla de ataque con Jorge Comas e infló la red en incontables ocasiones desde 1985 hasta 1991, antes de probar suerte en el Lugano de Suiza y militar una temporada en Racing de Avellaneda (regresó al Xeneize para la temporada 1993/1994). Luego lució las camisetas de Deportivo Español, Atlético Tucumán y Argentinos Juniors antes de marcharse al Lugano suizo y terminar su carrera en Caracas de Venezuela en 1998.

Con la suma de 83 tantos, el Murciélago se ubica en el puesto 14 de la nómina de máximos goleadores históricos del club de la Ribera por detrás de otras figuras contemporáneas como Martín Palermo, Carlos Tevez, Juan Román Riquelme, Manteca Martínez y Guillermo Barros Schelotto. Con la camiseta azul y oro no consiguió títulos locales pero sumó las estrellas de la Supercopa Sudamericana 1989 y Recopa Sudamericana 1990. Además le convirtió 7 goles a River sobre un total de 27 Superclásicos disputados (es el oponente ante el que más veces gritó).

A través de sus redes sociales, Graciani exhibía su pasión por Boca y publicaba imágenes acudiendo a encuentros del equipo desde la platea baja de la Bombonera. Su pasión fue heredada por sus hijos, que también resultaron fanáticos y solían acompañarlo a la cancha cuando el público estaba permitido.

Sus ex compañeros de Boca se mostraron conmovidos por la pérdida física del ex delantero. Uno de los primeros fue Diego Latorre, quien tuiteó: “Impactado por el fallecimiento repentino de Alfredo Graciani. Gran delantero y mejor compañero. Lo voy a recordar con mucho cariño. La vida es un instante y nadie sabe cuando es el final. Que tristeza!”. Al unísono, Carlos Fernando Navarro Montoya compartió una portada de El Gráfico con su imagen y mencionó: “Falleció Alfredo Graciani, uno de los grandes goleadores de la historia de Boca, un compañero fantástico, una persona de bien, tuve el honor de jugar con Alfredo. Un abrazo para su familia y amigos”.

La delegación de Boca en Bolivia fue anoticiada de la triste noticia para la institución y seguramente le rinda homenaje esta tarde a la memoria del ex jugador con un minuto de silencio y un brazalete negro de duelo, según le informaron a este medio. Una situación similar se había dado el año pasado, cuando el plantel xeneize se encontraba en Brasil a punto de jugar contra Inter de Porto Alegre por los octavos de final de la Libertadores y se confirmó el deceso de Diego Armando Maradona.

Obviamente las cuentas oficiales de Boca también despidieron a Graciani con un sentido mensaje: “Boca Juniors despide con dolor a Alfredo Graciani, delantero que marcó una época en la década del 80 con sus 250 partidos, 83 goles y 2 títulos. El club acompaña a sus familiares y amigos en este triste momento. Hasta siempre...”. Y Racing, entidad por la que el Murciélago también pasó, replicó: “Racing Club lamenta profundamente el fallecimiento de Alfredo Graciani, futbolista de nuestra institución en los años 1992 y 1993, y acompaña a sus familiares y seres queridos en este momento de dolor y tristeza”.