A un click
Sábado 30 de Diciembre de 2017

Triste y sólo, decidió construir una pileta para los chicos del barrio

Keith Davison es el nombre de un juez retirado de 94 años que se ha vuelto viral por su generosa propuesta.

Tras 66 años de matrimonio, este hombre perdió a su esposa, Evy Davison, quien falleció de cáncer. Como se quedó solo en casa, pues sus hijos ya son grandes y viven lejos, este anciano decidió hacer algo para recibir visitas todos los días.

Él mismo expresó a la revista People que el abrumador silencio del enorme hogar y ver todo el día los recuerdos de su esposa lo ponían triste, por lo que decidió instalar una piscina pública en el patio de su casa en Minessota, Estados Unidos.

Embed
Entrada libre y gratuita

La construcción de la piscina se inició a principios de este año y en julio pasado se inauguró, según informó Boredpanda. Desde entonces, la casa de Keith está repleta de niños y vecinos del lugar, que se mostraron felices con la nueva adquisición.

Gracias a esta original idea, este anciano ya no sufre por la soledad, pues está acompañado casi todo el tiempo.

"Se podría decir que ha adoptado a todos los niños del barrio", reveló uno de sus vecinos.

Comentarios