"
San Juan 8 > A un click > san expedito

San Expedito: cuál es la oración de este santo y por qué es el patrono de las causas urgentes

Cada 19 de abril, los devotos católicos veneran esta figura, le rinden tributo de fe y se acercan a distintas iglesias, como la Parroquia Nuestra Señora de Balvanera, para rezarle.

De acuerdo a la creencia católica, San Expedito es el santo de las causas justas y urgentes. Por esa razón especial, cada 19 de abril -día elegido por la liturgia para recordar su martirio y muerte- cientos de fieles se acercan a rezarle para pedirle que los acompañe en los difíciles procesos que están atravesando o, incluso, para agradecerle.

Ligado a este día, son cientos los fieles que realizan oraciones para venerar al santo, quien ha muerto en gracia y fue canonizado por el papa Clemente X en 1671.

Quién fue San Expedito

Te puede interesar...

San Expedito fue un comandante de las legiones romanas, que tuvo a su cargo a miles de hombres y sirvió al emperador Diocleciano entre los siglos III y IV. Quienes estudiaron su vida, afirman que combatió a los bárbaros en el Oriente del imperio romano.

La tradición relata que, en el momento de convertirse al cristianismo, previo a tomar su decisión definitiva, se le apareció el demonio en forma de cuervo y le dijo: “Cras, cras, cras”, que en latín significa “mañana”.

Sin embargo, el santo no aceptó la postergación de su fe y, con un furioso impulso, aplastó al cuervo mientras decía: “Hodie, hodie, hodie”, que significa “hoy”. Por no haber retrasado su decisión, se lo considera el patrono de las causas urgentes.

Cuál es su oración

A continuación, la oración de tres días que se le reza “para una extrema y urgente necesidad”, la cual se puede repetir en el espacio en que uno se sienta más cómodo.

Primer día

De mis ojos salen lágrimas, en mi rostro se ve la angustia y desilusión, mi alma suplica de tu ayuda, no tengo más fuerzas para seguir adelante.

Acudo a vos San Expedito, te ruego que me quites este dolor lo más pronto posible, confío en vos plenamente, hacé que mi corazón se llene de esperanza y fe, y siempre siga por el camino del bien. Sé que vos siempre me protegés y me guias. Amén.

Segundo día

Hoy es un día muy gris, no alcanzo a ver con claridad, mis enemigos me acechan, quieren lastimarme sin piedad.

Por eso hoy recurro a vos San Expedito, ya no puedo con este peso que cargo, la traición, la falsedad, la falta de tolerancia que hay en estos momentos en mi vida, no dejan que pueda avanzar, pero si vos, San Expedito, estás a mi lado, nada de esto puede lastimarme, ni frenarme.

Cubrime y protegeme de todos mis enemigos, que solo quieren lastimarme. Dame tu protección de forma urgente. Amén.

Tercer día

Tu coraje se puede sentir, San Expedito, por eso Dios te eligió como su servidor, ningún mal puede con vos.

Vos sos más fuerte que cualquier huracán, saliste victorioso de las más duras tormentas, y entre los más inhumanos y despiadados hombres, acabaste con la maldad y el odio, lograste hacer florecer el amor en las almas más despiadadas y frías, porque solo vos, San Expedito, podés con todo.

Y con vos a mi lado cualquier cosa es posible, glorioso San Expedito, rogá por mi, por mi familia y por la paz mundial. Amén.

Al finalizar, se recomienda rezar un Padre Nuestro y un Ave María.

Día de San Expedito: por qué se celebra hoy

La conversión al cristianismo de Expedito desató una feroz persecución por parte de sus propios compatriotas romanos y el emperador Diocleciano dio la orden de matarlo, lo que finalmente ocurrió el 19 de abril del año 303, luego de varios días de interrogatorio.

Fue martirizado y decapitado en Melitene, sede de una de las Provincias Romanas en Armenia, junto con sus compañeros de milicia Caio, Galatas, Hermogenes, Aristonico y Rufo quienes, tal como afirman algunos historiadores, también se habían convertido.

Temas