"
San Juan 8 > A un click > torta

Receta fit: Torta de chocolate sin azúcar ni harina

Pocos ingredientes para un excelente resultado final y apto para celíacos; en lugar de azúcar de bajas calorías, recurrir al edulcorante líquido que en su mezcla con Stevia es de buen sabor.

Pocos ingredientes para un excelente resultado final y apto para celíacos; en lugar de azúcar de bajas calorías, recurrir al edulcorante líquido que en su mezcla con Stevia es de buen sabor. Mirá la receta de esta exquisita torta de chocolate.

Tiempo de cocción: 15 min.

Tiempo de preparación: 30 min.

Te puede interesar...

Tiempo total: 45 min.

Porciones: 6

Ingredientes

Claras, 7

Edulcorante líquido, 2 cucharadas

Aceite, 5 cucharadas

Cacao amargo, 50 g (apto para celíacos)

Maicena, 70 g

Polvo para hornear, 1 cucharadita llena

Cubierta (optativa)

Chocolate semi amargo, 150 g (el más amargo que se consiga) (apto para celíacos)

Preparación

Batir las claras en un bol a punto de merengue. Casi al final, agregar el edulcorante y el aceite.

Seguir batiendo. Mezclar y tamizar los ingredientes secos. Agregarlos lentamente a las claras.

Enmantecar una tortera desmontable de 22 cm de diámetro, adherirle un disco de papel manteca en la base y verter la mezcla. Distribuir la preparación, emparejar la superficie con el revés de una cuchara humedecida en agua.

Hornear. Servir rociada con chocolate derretido.

Esta torta de chocolate con cacao amargo lleva todos ingredientes aptos para celíacos, es importante atender a ese detalle al momento de adquirir los ingredientes. Cuando hay que cocinar sin TACC se puede usar almidón de maíz o maicena en reemplazo de la harina en cualquier receta en la que se desee obtener una masa suave y húmeda.

Tips para servir la torta de chocolate sin gluten

  • Las yemas sobrantes se congelan cubiertas con 1 cucharada de agua hasta 3 meses.
  • La torta de chocolate sin gluten se hace con aceite y no con manteca porque el aceite le otorga humedad
  • Acompañar la torta de chocolate sin gluten con helados aptos para celíacos
FUENTE: La Nación