"
San Juan 8 > A un click > burpees

Por qué los burpees son los más odiados, pero los mejores

De todos los ejercicios que se trabajan con peso propio, los burpees fueron considerados los más efectivos. La razón.

Los burpees son el ejercicio más temido en cualquier tipo de entrenamiento. Ya sea en una clase de CrossFit o en una sesión de HIIT, todos intentamos evitarnos a toda costa. Y no es de extrañar: son tremendamente intensos, y a todos nos cuenta mucho practicarlos.

Sin embargo, es precisamente esa intensidad la que lo convierte en uno de los mejores ejercicios para incluir en nuestra rutina semanal. Pero, ¿cuáles son estos beneficios de los que todo entrenador habla?

Son un ejercicio de cuerpo completo

Te puede interesar...

Lo mejor de los burpees que trabajan todo nuestro cuerpo. Al ser un ejercicio tan dinámico, involucra diversos grupos musculares, incluyendo el pecho, los hombros, los tríceps, el core, los cuádriceps, los glúteos y los isquiotibiales. De esta forma, será muy efectivo para tonificar y fortalecer todo nuestro cuerpo.

Mejoran nuestra salud cardiovascular

Siendo un ejercicio de alta intensidad, require de movimientos rápidos y explosivos, lo que no solo nos ayudará a ganar fuerza y construir músculo, sino también a mejorar nuestra capacidad cardiovascular. Los movimientos rápidos aceleran nuestro ritmo cardíaco, fortaleciendo nuestro corazón y mejorando nuestra resistencia cardiovascular.

Son muy efectivos para la pérdida de grasa

Como parte de un entrenamiento de cuerpo completo, nos ayudan a quemar más calorías. Algo beneficioso si nuestro objetivo es la pérdida de peso o grasa. Combinándolo con una buena rutina de entrenamiento de fuerza, con este simple ejercicio, aceleraremos nuestro metabolismo, quemando más calorías incluso tras terminar el entreno.

Mayor agilidad, potencia y coordinación

Los burpees combinan la fuerza, la potencia y la agilidad, por lo que estaremos desarrollando también las fibras de los músculos de contracción rápida, que son las responsables de generar fuerza y velocidad. Practicando burpees también mejoraremos nuestro rendimiento en otros deportes.

De la misma forma, también estaremos trabajando el equilibrio y la coordinación, al tener que pasar de una sentadilla a una plancha para después volver a la sentadilla y, finalmente, saltar. Nuestro cuerpo se ve obligado a ir adaptándose constantemente para mantener cierta estabilidad.

Son adaptables a todos los niveles

Aunque puedan parecer un ejercicio extremadamente difícil, lo cierto es que son muy fáciles de adaptar a todos los niveles y modificables para trabajar más unos músculos u otros. Podemos eliminar los saltos, si tenemos molestias en las articulaciones o, por otro lado, incrementar su intensidad añadiendo flexiones.

Siempre podrán acompañarnos en nuestro camino en el fitness, porque, por mucho que avancemos, podremos seguir adaptándolos para hacerlos más desafiantes.

Ocupan poco tiempo y no requieren de material

A día de hoy, estando tan ocupados, es complicado encontrar tiempo para practicar entrenamientos efectivos. Por eso, el burpee puede convertirse en nuestro gran aliado, porque en poco tiempo, tendremos un entrenamiento de cuerpo completo que nos ayudará a conseguir toos nuestros objetivos. Lo ideal en estos casos es incluirlos en una rutina de HIIT.

Además no requiere de ningún tipo de material, y ni siquiera ir al gimnasio para hacerlos. Solo necesitaremos un poco de espacio y nuestro propio peso.

Mayor fuerza en el core

Tener un core fuerte es esencial en todos los aspectos de nuestra vida, no solo en el deporte. Es el responsable del equilibrio, la estabilidad y la prevención de lesiones. Los burpees nos ayudan a activar el core, incluyendo los abdominales, oblicuos y la parte baja de la espalda durante todo el movimiento. Al final, trabajaremos la fuerza en ellos, lo que puede ayudarnos a tener abdominales visibles y a mejorar nuestra postura corporal

Los beneficios de los burpees en cuanto a nuestro bienestar físico y mental son incalculables. Incorporándolos varios días en nuestra rutina, podremos mejorar nuestro rendimiento deportivo, nuestra capacidad cardiovascular y nos ayudará a cambiar nuestro aspecto físico si así lo deseamos.

Adaptándolos y modificándolos a medida que pase el tiempo y progresemos, conseguiremos lograr todos nuestros objetivos y, lo más importante, mejorar nuestra calidad de vida.

Temas