San Juan 8 > A un click > Netflix

Netflix: esta es la mejor miniserie de la historia

Netflix en la última semana sumó a su catálogo a Alerta Roja, la película más cara de su historia, con la que busca afianzarse como el servicio de streaming más popular del mundo. Una posición a la que llegó gracias a múltiples series y por sus impactantes docuseries sobre asesinos seriales. Y justamente es un título de este genéro el que mejor valoración tiene entre lo críticos: Asesino Confeso

También conocido por su título en inglés, The Confession Killer, este true crimen cuenta la historia de Henry Lee Lucas, un hombre que en los años 80 confesó alrededor de 200 crímenes sucedidos a lo largo y ancho de Estados Unidos. Pero nadie conoce la cifra exacta, ni siquiera él.

Te puede interesar...

De acuerdo al sitio especializado Rotten Tomatoes, se trata de la miniserie mejor puntuada de la historia de Netflix con una puntuación del 100%. Además, si no tenés mucho tiempo, podrás empezar y terminarla en menos de 5 horas, ya que tiene 5 episodios de menos de 60 minutos.

“Hace que Charles Manson parezca Tom Sawyer”, dicen al comienzo de Asesino confeso. Una fórmula que ya fue muy fructifira para la plataforma de streaming con títulos como Making a Murderer, The Keepers o El proyecto Williamson.

¿De qué se trata Asesino Confeso?

La historia comienza en 1983, en Texas, cuando un indigente con un pasado violento -había estado preso por asesinar a su madre- fue detenido.

Además de matar a su madre, un crimen por el que pasó 10 años en prisión, Lucas confesó los asesinatos de su "novia" de 15 años y una anciana para la que habían trabajado. Pero cuando fue detenido sorprendió a los polícias con una pregunta: "¿Qué vamos a hacer con las otras 100 mujeres a las que maté?"

Según sus palabras, realizó "desde estrangulamientos hasta crucifixiones, todo menos veneno”. El número de presuntas víctimas se disparó primero a 350, y posteriormente a 600.

Sin embargo, lo que vuelve increíble a la miniserie es que a lo largo de los cinco episodios queda en evidencia que casi todas estas confesiones eran falsas, y que cientos de asesinos reales quedaron libres por su culpa.

Y aunque las familias de algunas víctimas habían encontrado algo de alivio tras ser resueltos los casos, la familia de Deborah Sue Agnew Williamson, que fue asesinada en 1975, sospechó desde el principio que la confesión de Lucas era un invento.

El hecho llamó la atención del periodista Hugh Aynesworth, que al revisar los registros demostró que Lucas estaba en otros estados del país cuando algunos de los delitos que confesó se habían cometido

Finalmente, Henry Lee Lucas fue declarado culpable de un total de once asesinatos y sentenciado a muerte, aunque en 1998 su sentencia fue conmutada por George W. Bush, que por entonces era gobernador de Texas. Terminó falleciendo en prisión por una insuficiencia cardíaca en 2001.

Lo cierto es que The Confession Killer se vuelva aún más apasionante cuando se hace foco no solo sobre Lucas, sino en los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, que parecían más preocupados por cerrar casos que por la posibilidad de que falsas confesiones permitieran que los asesinos reales escaparan.

A pesar de que Lucas no fue el asesino serial que decía ser, su mito no paró de crecer e incluso llegó a inspirar una película de culto: Henry, retrato de un asesino.

Además, inspiró la cautivante canción Henry Lee, el dueto de Nick Cave y PJ Harvey que aparece en el disco Murder ballads (Baladas asesinas) de la banda australiana Nick Cave & The Bad Seeds.