"
San Juan 8 > A un click > corcho

Introdujo un corcho en su vagina y lo tuvo durante 3 años

Una joven de 19 años se colocó un corcho de una botella de laca para el cabello en su vagina durante un juego sexual y quedó atascado.

En Serbia, una joven de 19 años, cuya identidad se mantiene en reserva, se introdujo un corcho de una botella de laca para el cabello en su vagina durante un juego sexual y quedó atascado. La joven se sintió demasiado avergonzada como para buscar atención médica y decidió dejar el cuerpo extraño en su lugar durante tres años y medio, hasta que finalmente perdió el control de su vejiga y buscó ayuda médica.

Cuando la joven llegó al consultorio de un médico, los profesionales de la salud notaron que el tejido vaginal alrededor del corcho estaba muy hinchado. El personal médico procedió a extraer el corcho de la adolescente utilizando "instrumentos ginecológicos estándar", pero aún no estaba fuera de peligro.

Después de insertar un catéter urinario, los médicos finalmente identificaron la fuente de su incontinencia: tenía un orificio entre la vejiga y la pared vaginal, conocido como fístula vesicovaginal en el lenguaje médico, que estaba causando que la orina se filtrara. Los médicos no tienen en claro si el desgarro fue causado por el propio corcho, pero el paciente fue "derivado a urólogos adultos para un diagnóstico y tratamiento adicionales".

Te puede interesar...

Este extraño accidente fue revelado en un estudio publicado en la revista especializada "Pediatric and Adolescent Gynecology", en el que se detalla que la chica estaba en un "estado de deterioro del juicio durante las relaciones sexuales", al momento de meterse el tapón en su vagina. El informe también cuenta que la chica se había abstenido de ir al hospital durante tanto tiempo debido a su sentimiento de vergüenza y miedo al juicio del entorno.

La fístula vesicovaginal, como la que sufrió la joven de Serbia, puede tener graves consecuencias para la salud, como infecciones urinarias, dolor pélvico crónico y problemas en el parto. Además, puede tener un impacto emocional significativo en las mujeres, ya que la incontinencia urinaria puede ser una fuente de vergüenza y aislamiento social. Por esta razón, es importante recordar la importancia de buscar atención médica inmediata en caso de accidentes durante el sexo o cualquier otro tipo de actividad sexual.

Es fundamental que se fomente una cultura de aceptación y comprensión en torno a la sexualidad para que las personas se sientan cómodas hablando abiertamente sobre sus experiencias sexuales y puedan buscar ayuda médica si es necesario. Los profesionales de la salud también tienen un papel importante en la educación y en la eliminación de estigmas y prejuicios en torno a la sexualidad y las disfunciones sexuales, para que las personas no sientan miedo o vergüenza de buscar ayuda médica en caso de necesitarla.

FUENTE: A24