San Juan 8 > A un click > paracetamol

¿Hay que tomar paracetamol antes de vacunarse contra el Covid-19?

Muchas personas recurren a este analgésico y antifebril con la creencia de que atenuarán los posibles efectos adversos de los sueros contra el Covid-19.

Desde que comenzó el plan de vacunación contra el Covid-19, en el país son muchas las dudas sobre los posibles efectos adversos de los distintos sueros. Frente al temor, muchas personas toman analgésicos y antifebriles como el paracetamol antes de inocularse. Pero ¿sirven realmente para evitar esos posibles malestares post vacunación o se trata de un mito?

Gabriel Olarte (M.N. 100.186), médico especialista en Terapia Intensiva y Medicina Crítica y experto en tratamiento del dolor del Instituto Alexander Fleming, le aseguró a Con Bienestar que la respuesta es “no”: “El paracetamol ni ningún otro analgésico debe tomarse previamente a la vacunación, ya que no está demostrado que prevenga los síntomas que pueden aparecer luego de la aplicación de la vacuna. Se recomienda el uso de estos fármacos solo si luego de la vacunación las personas presentan síntomas secundarios como dolor muscular, fiebre, malestar general, etcétera”.

Te puede interesar...

Lo mismo expresó Gerardo Laube (M.N. 51.819), infectólogo, pediatra y jefe de guardia del Hospital Muñiz: “No es necesario tomar paracetamol antes de recibir la vacuna contra el Covid-19, ya que no es preventivo. Solo deben tomarse analgésicos cuando hay algún efecto asociado a la vacuna, es decir, si hay dolor en el sitio de la aplicación o fiebre en las horas posteriores a la administración del suero”, sostuvo.

Posibles efectos adversos de las vacunas

Olarte detalló cuáles son los síntomas normales y anormales tras ser inoculados con cualquiera de las drogas para el covid. En ese sentido, el especialista, precisó: “Los posibles efectos secundarios que puede producir cualquiera de las vacunas contra el coronavirus son malestar general, febrícula o fiebre, dolores musculares generalizados, dolores articulares (lo que se llama artralgia), cefalea y decaimiento general. Lo importante a tener en cuenta es que estos duran aproximadamente entre 48 y 72 horas. En caso de que persistan, es necesario consultar con un médico. La vacunación no produce síntomas como tos o falta de aire que sí son signos de la enfermedad. Por eso, ante esos dos últimos cuadros, se debe acudir a un hospital o centro de salud”.

¿Para qué sirven los analgésicos como el ibuprofeno y el paracetamol?

Son eficaces para bajar la temperatura corporal, quitar los dolores musculares y articulares, así como otros malestares generales. En ese sentido, Olarte explicó que ambos son excelentes analgésicos y antifebriles, pero el ibuprofeno también tiene la propiedad antiinflamatoria: “Ante los síntomas que puedan tener las personas luego de la vacunación como malestar o fiebre, se recomiendan antitérmicos, ya sea paracetamol o antiinflamatorios no esteroideos de venta libre como ibuprofeno o diclofenac. Si hay hinchazón en el lugar donde se aplicó la vacuna, se pueden poner paños fríos en la zona. En general, estos analgésicos de venta libre se pueden tomar de forma segura durante las primeras 48 y 72 horas después de la inoculación. Si persisten los síntomas, el paciente debe consultar con un especialista”, aclaró.

En lo que respecta a los principales beneficios de los analgésicos, precisó: “El paracetamol es un buen antipirético (baja la temperatura corporal), ayuda a controlar el malestar general o los dolores corporales, pero su poder antiinflamatorio es tan bajo que no funciona como tal. En cambio, el ibuprofeno es un fármaco que tiene las tres propiedades que un médico busca en este grupo de analgésicos que se llaman antiinflamatorios no esteroideos: es antipirético, analgésico y antiinflamatorio. Igualmente, ambos fármacos son buenos para bajar la temperatura y calmar los dolores corporales”.

Recomendaciones post vacunación

Hacer reposo durante las primeras 24/48 horas.

No alarmarse en caso de sentir dolor muscular, articular o fiebre. Tomar ibuprofeno de 400 miligramos cada 8 o 12 horas durante dos días. También, se puede ingerir paracetamol -hasta 1 gramo cada 8 horas- durante dos o tres días. Los síntomas deberían remitir tras la ingesta de esos medicamentos.

En caso de que los síntomas persistan, acudir a un médico.

Tener en cuenta que la fiebre persistente, la tos y la falta de aire no son síntomas de la vacunación, sino de la enfermedad. Ante su presencia, dirigirse a un hospital o centro de salud.

FUENTE: TN