San Juan 8 > A un click > vida

En un rubí, descubren rastros de vida antigua

Científicos dicen que han encontrado un rastro de vida antigua dentro de un rubí de 2.500 millones de años.

La muestra de rubí de Groenlandia, donde se encuentran los depósitos de rubíes más antiguos conocidos, contenía grafito, un mineral hecho de carbono puro. Las firmas químicas en el carbono sugieren que era un residuo de la vida temprana.

Te puede interesar...

"El grafito dentro de este rubí es realmente único. Es la primera vez que vemos evidencia de vida antigua en rocas de rubí", dijo Chris Yakymchuk, profesor de ciencias ambientales y de la tierra en la Universidad de Waterloo en Canadá, en un comunicado de prensa.

El grafito se encuentra en rocas de hace más de 2.500 millones de años, una época en la Tierra en la que faltaba oxígeno en la atmósfera y la vida unicelular solo existía en microorganismos y algas.

Para determinar si el carbono era de origen biológico, los investigadores analizaron su química, específicamente la composición de isótopos en los átomos de carbono.

"La materia viva se compone preferentemente de átomos de carbono más ligeros porque requieren menos energía para incorporarse a las células", dijo Yakymchuk. "Basándonos en la mayor cantidad de carbono-12 en este grafito, llegamos a la conclusión de que los átomos de carbono alguna vez fueron vida antigua, muy probablemente microorganismos muertos como las cianobacterias".

¿Un planeta fuera de la Vía Láctea? Hay un candidato 0:55

Los científicos encontraron la roca en Groenlandia mientras estudiaban la geología de los rubíes para comprender mejor las condiciones necesarias para su formación.

Los rubíes son una variedad de color rojo del corindón mineral.

Los zafiros se forman a partir de la misma sustancia. En los rubíes, el cromo produce el color distintivo, mientras que las trazas de hierro, titanio y níquel producen zafiros de diferentes colores, incluido el tono azul generalmente asociado con la piedra preciosa.

El equipo también descubrió que el grafito probablemente cambió la química de las rocas circundantes para crear condiciones favorables para el crecimiento del rubí.

"La presencia de grafito también nos da más pistas para determinar cómo se formaron los rubíes en este lugar, algo que es imposible de hacer directamente basándose en el color y la composición química de un rubí", dijo Yakymchuk en el comunicado.

Temas