San Juan 8 > A un click > Tik Tok

¡Alerta! Tik Tok podría provocar tics en niños y adolescentes

Un artículo de The Wall Street Journal advirtió que atendieron a muchos menores en varios países durante la pandemia.

Desde el comienzo de la pandemia, expertos de hospitales pediátricos de todo el mundo han estado alertando sobre el aumento de casos de niños y adolescentes que acudieron al médico con tics que, según ellos, se desarrollaron de manera repentina. Algunos de los síntomas que dijeron tener eran: muecas, parpadeos involuntarios y carraspeos repetitivos.

Según un artículo publicado en The Wall Street Journal, especialistas de Estados Unidos, Canadá, Australia y Reino Unido estudiaron a fondo esos extraños casos y llegaron a la conclusión de que todos los jóvenes afectados eran usuarios de Tik Tok.

Te puede interesar...

De acuerdo con los especialistas, “los menores eran aficionados a ver videos de influencers de esa red social que dijeron sufrir el síndrome de Tourette o que imitaban los tics propios de este trastorno, una alteración del sistema nervioso que provoca movimientos o sonidos repetitivos e involuntarios”.

Desde marzo de 2020, el Texas Children’s Hospital ha reportado haber atendido a unos 60 adolescentes con estos tics, mientras que antes de la pandemia solo atendían uno o dos casos por año. Por su parte, el Centro de Tourette de la Universidad Johns Hopkins detectó entre un 10 y un 20% de pacientes pediátricos con tics agudos cuando, antes de la llegada del coronavirus, sólo registraban un 2% de casos.

Si bien los especialistas revelaron que muchos de los niños y adolescentes que desarrollaron tics durante la pandemia tenían antecedentes de ansiedad, depresión y estrés por el aislamiento, se cree que la excesiva exposición a las redes sociales influyó negativamente en su salud mental.

Un estudio del Centro Médico de la Universidad Rush, liderado por Caroline Olvera, analizó hasta 3.000 videos de Tik Tok y descubrió que 19 de los 28 influencers de Tourette más seguidos en esa red social dijeron haber desarrollado nuevos tics tras ver videos de otros creadores.

Qué es el síndrome de Tourette

El Síndrome de Tourette (ST) consiste en un desorden identificado por Georges Gilles de la Tourette en 1885, que hace que los afectados realicen movimientos o sonidos fuera de lo normal, llamados “tics”, que pueden ser motores o fónicos. Los signos más comunes son parpadear y despejar la garganta. Es posible que se repita las palabras, se gire o, rara vez, se digan palabras groseras repentinamente.

Suele presentarse con otros problemas, como el trastorno de atención con hiperactividad, el obsesivo-compulsivo, ansiedad y depresión, según consignaron especialistas de la Fundación para la Lucha contra las Enfermedades Neurológicas de la Infancia (FLENI).

Según especialistas del Instituto de Neurología Cognitiva (INECO) los tics están presentes varias veces al día, casi todos los días y tiene un curso impredecible con períodos de exacerbación y de remisión en su severidad. Pueden incluso desaparecer por semanas o meses, pero persisten durante más de un año. Cuando un individuo con ST asocia estas comorbilidades, presenta problemas emocionales, comportamentales y académicos desde la infancia que suelen ocasionarle más problemas que los tics en sí mismos.

Si bien no hay una cura para el ST, sí existen tratamientos disponibles para ayudar a controlar los tics. Muchas personas con ST tienen tics que no interrumpen sus actividades diarias y, por lo tanto, no necesitan tratamiento. Sin embargo, hay medicamentos y tratamientos conductuales para los casos en que los tics sean dolorosos o causen lesiones, interfieran con los estudios, el trabajo o la vida social, o que causen estrés. El promedio de edad de aparición de los tics son los 6 años, aunque pueden aparecer entre los 2 y los 15 años. En tanto, los varones tienen más probabilidades de desarrollarlo.

¿Deben los padres preocuparse por Tik Tok?

Mariela Caputo, psicopedagoga, máster en Neuropsicología Clínica e investigadora de Doctorado en la Facultad de Medicina de la UBA, se mostró preocupada por el aumento de casos de menores con tics durante la pandemia y le explicó a Con Bienestar: “Los tics pueden ser frecuentes en chicos y adolescentes. El Síndrome de Tourette es el trastorno más grave que tiene como base sintomática la aparición reiterada de tics. Los tics son movimientos involuntarios y repentinos. Esta condición preocupa mucho a los familiares, y muchas veces los menores no lo detectan como un problema. La intensidad puede ser variada, desde la presencia de tics de parpadeo o carraspeo ocasionales, hasta el desarrollo de un trastorno de Tourette”.

En esa misma línea, la especialista añadió: “Según el tipo y la intensidad con la que se presenten, pueden conllevar un impacto y una serie de dificultades, tanto en la vida familiar, como en la académica y social del niño. En los casos más graves, a veces se genera un rechazo por parte de compañeros y profesores, por eso es muy importante la psicoeducación para el niño y su familia”.

Respecto a la supuesta influencia de Tik Tok en la aparición de tics señaló: “No hay evidencia científica sobre la consecuencia de que mirar a un influencer pueda provocar en un niño o adolescente una sintomatología asociada a los tics, pero sí puede ser una moda. Sí está comprobado que los tics pueden empeorar con el estrés, el cansancio y la ansiedad por alguna situación que esté preocupando al niño y/o adolescente. La forma de lograr que esto mejore es buscando que el niño se relaje, que tenga su atención puesta en algún interés que lo motive”.

Por último, sostuvo que la probabilidad de tener un trastorno de Tourette es de 1 cada 1.000 varones y de 1 cada 10.000 mujeres. “Las causas que se asocian con esta condición están relacionadas con factores neurobiológicos, genéticos y, algunas veces, autoinmunes. En algunos chicos con trastornos de ansiedad o TDHA (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad) se han observado estas características comórbidas (asociadas). Lo importante es que si aparecen tics de manera imprevista se pueda consultar con el pediatra de cabecera, que será el profesional indicado para orientar a la familia en los pasos a seguir”, concluyó.

FUENTE: TN