San Juan 8 > A un click > Piel

Aceite de coco: conocé los maravillosos beneficios

Este óleo es un verdadero elixir cosmético que cuenta con muchísimas propiedades.

El aceite de coco es cada vez más usado en el mundo de la cocina. Para postres, para freír, para la granola e incluso para batidos, este producto está en pleno auge en la gastronomía de diversas partes del mundo, entre ellas la Argentina.

Es que posee múltiples usos y propiedades. Es bueno para el corazón, permite quemar grasas, reduce el colesterol, mejora el nivel lípidico y previene las enfermedades neurodegenerativas. ¿Nada mal, no?

Te puede interesar...

Pero además de sus cuantiosas ventajas en el consumo, es un gran aliado de belleza. Ideal para la piel y el cabello, es un verdadero elixir cosmético que deberías tener siempre a mano.

  • Por su alto contenido de vitamina E es un poderoso antioxidante que previene el envejecimiento prematuro de la piel.
  • Se lo puede usar como crema de noche ya que repara la piel y le da luminosidad, tanto a nivel corporal como facial. Y por sus propiedades antibióticas es un buen remedio para prevenir el acné y las infecciones de la piel.
  • Si tenés los labios secos, podés usarlo como bálsamo labial por su poder hidratante y si te quedaste sin desmaquillante, sabé que tenés ante tus ojos su reemplazo ya que también colabora en remover el make-up.
  • Por si fuera poco, restablece el ph neutro de la piel y elimina el exceso de sebo que hay en el rostro, por lo que además de aportarle hidratación limpia sin temor a irritar ni da sensación de tirantez.

Un baño de crema increíble

En el cabello sus efectos son cuasi milagrosos. Es muy útil para tratar la resequedad del cuero cabelludo o en el largo del pelo. Usalo como mascarilla antes del lavado, déjalo actuar 15 minutos y aclará. Lo ideal es colocarlo, dejártelo toda la noche y enjuagártelo a la mañana siguiente.

Y un tip: podés usar una gota, frotártela en las palmas de las manos para calentarlo y usarlo como crema anti frizz.

Lo que hace es penetrar en la fibra capilar, regenerarla y crear una barrera natural que mantiene la hidratación y previene el daño provocado por agresiones externas.

Pero por las dudas, a fin de observar cómo responde el pelo, es aconsejable probar con pequeñas cantidades para ver cómo reacciona.

Eso sí: si bien existen diferentes aceites de coco: extra virgen, virgen refinado y puro, lo recomendable para uso cosmético es que sea lo más virgen posible para que conserve mejor sus propiedades.