San Juan 8 > San Juan > CAME

Economías regionales reclaman mayor apoyo y competitividad

Los ministros de Producción de varias provincias se reúnen para combatir en los ejes centrales a los fines de lograr mejoras para el sector.

Los datos que mira CAME y el Gobierno son de los últimos 12 meses en los que de los 31 complejos productivos de economías regionales analizados, 20 mostraron crecimiento y 11 mostraron caídas (en dólares). Justamente la agenda de trabajo en lo que queda del año y con una visión a largo plazo de la secretaria de Agricultura será apuntalar a aquellos sectores de las economías regionales que no crecieron en envío o ingresos o que directamente trabajan con márgenes negativos.

Es que el sector reclama mayor apoyo para lograr competitividad. Es que además de los problemas de la inflación y de importación para producir, los empresarios piden apoyo e impulso nacional. Es por ello que varios ministros de Producción de diferentes provincias se reunirán con las autoridades nacionales en el CFI para lograr mejoras en el sector.

Te puede interesar...

Desde el sector apuntan a que los recursos energéticos, la mano de obra calificada y el tipo de cambio, son algunos de los puntos a destacar. este estudio será elevado al gobierno nacional para aplicar en medio del dólar soja y los reclamos sectoriales por la realidad económica argentina.

Cabe destacar que en este marco, la semana pasada el propio secretario de Agricultura, Juan José Bahillo, recibió a los líderes de Economías Regionales de CAME y luego del encuentro quedaron varios puntos a ser analizados por el funcionario. “Al abordar el estado de situación de los diferentes complejos productivos, se subrayaron problemas como la falta de mano de obra para tareas estacionales, la cual continúa pese a la compatibilidad de los planes sociales con el trabajo rural registrado; la importación de productos como yerba mate, aunque exista stock suficiente para abastecer al mercado interno; el faltante de insumos y los aumentos diarios de precios en dólares, al no contar con un tipo de cambio único; y la preocupación por el proyecto de Ley de Humedales, que supone prácticas que no se han consensuado previamente con todos los actores productivos. Para resolver estos inconvenientes, los productores propusieron incorporar dentro de la compatibilidad a los beneficiarios de la Prestación Alimentar -considerándose la cercanía de la cosecha de muchos productos regionales-; implementar un sistema de Licencias No Automáticas para todas las economías regionales, lográndose el compromiso de los funcionarios de la cartera de Agricultura para la agilización de las SIMI; ordenar la macroeconomía y contemplar un tipo de cambio único; y participar del debate de la Ley de Humedales, ya que las producciones regionales pueden desarrollarse de forma amigable con el ambiente y la sociedad”, detallaron desde la entidad.