Incendio fatal en Rivadavia
Jueves 05 de Julio de 2018

Una prenda de vestir muy cerca de una estufa fue lo que originó la tragedia en el barrio UDAP II

Según fuentes judiciales, las pericias habrían determinado que la ropa quedó muy cerca del artefacto de calefacción y eso fue lo que originó el fuego. Las llamas tomaron un sillón y esto provocó que se extendieran rápidamente por la escalera, dejando atrapados a los miembros de la familia en la parte superior de la vivienda.

/// Gabriela Varas
A cuatro días del incendio de la vivienda en el barrio UDAP II que terminó con la vida de una mujer y dos de sus hijos, se conocieron algunos detalles de las pericias que Bomberos realizó en el lugar y que habrían originado la tragedia. Una prenda de vestir cerca de una estufa a gas fue lo que inició el siniestro. Las llamas tomaron un sillón, con material muy inflamable, lo que provocó que rápidamente el fuego se extendiera por las escaleras, dejando atrapada a la familia en parte superior del dúplex.
Según fuentes judiciales, la familia habría colocado ropa para secar con el calor de la estufa y también usaron un ventilador para apurar el proceso. Esto provocó que una de las prendas cayera sobre el calefactor prendiéndose fuego. La rapidez con que las llamas tomaron fuerza fue producto de que en la parte baja de la casa, donde se inició el fuego, había muchos materiales inflamables, como goma eva, papeles, pegamento, ya que la dueña de la casa se desempeñaba como docente y estaba armando todo para el acto del 9 de Julio.
Cuando el fuego tomó las escaleras ya era muy intenso. Esto habría imposibilitado a Rossana Saavedra y a sus hijos, Sol y Mariano, salir. Tampoco pudieron escapar por las ventanas, porque justo en la habitación en la que quedaron atrapados (que daba a la calle) había rejas.
Cuando personal de Bomberos llegó al lugar no pudieron hacer nada. El 90% de la casa había sido afectada y los tres miembros de la familia González habían muerto dentro de la vivienda.
Por otro lado se conoció que, actualmente, Víctor González está con contención psicológica y se encuentra en la casa de familiares ya que la estructura de la vivienda del barrio UDAP II quedó muy deteriorada.

El fatídico día
El lunes 2 de julio, Víctor González se levantó temprano para viajar a la provincia de Mendoza donde trabaja como Policía de Seguridad Aeroportuaria. Dejó en su casa a su esposa Rossana y a dos de sus tres hijos, Sol (15 años) y Mariano (9), sin imaginar que sería la última vez que los vería con vida. El matrimonio tiene otro hijo llamado Tomás, quien estudia en Córdoba y por eso no estaba en la vivienda.
El incendió comenzó cerca de las 5 de la madrugada y en pocos minutos arrasó con la vivienda arrebatándoles la vida a los tres.
Tras un llamado telefónico, Víctor emprendió su regreso a San Juan sin saber lo que había ocurrido. Al conocer la noticia, el hombre se descompensó y debió recibir asistencia médica.
En tanto en las redes sociales se multiplicaron las muestras de dolor por la muerte de Rossana, Sol y Mariano.

Comentarios