Caso Turcumán
Jueves 31 de Enero de 2019

Se casó Claudia Moya en el Penal de Chimbas y ya tiene su "Vis a vis"

La joven acusada de asesinar a su marido Alfredo Turcumán, concretó una nueva unión civil con un interno al que conoció en el Servicio Penitenciario.

No hace ni un año que Claudia Antonella Moya reside en el Servicio Penitenciario en Chimbas, pero el amor ya tocó a su puerta. Luego de haber asesinado a su marido y recibiera una condena de 15 años de prisión, decidió dar un nuevo paso en su vida personal. Así fue como solicitó realizar la unión civil que, finalmente, tuvo lugar ayer miércoles, según confirmaron fuentes a sanjuan8.com.



El pedido habilitó la posibilidad de que Antonella pueda gozar de nuevos derechos como familiar de su pareja. Entonces, ahora seguirán el protocolo correspondiente para encontrarse de manera privada en un "vis a vis" especial.



El interno, cuya identidad no trascendió aún, podrá realizar una visita higiénica o simplemente privada con Antonella una o dos veces por semana, según lo establezcan las reglas de cada pabellón. Es que el hecho de casarse entre rejas no quiere decir que se puedan ver todo el tiempo, según confiaron las fuentes penitenciarias.



Mientras tanto, la joven espera desde la cárcel la resolución de una apelación que hizo su defensa para que un tribunal superior pueda desestimar el fallo emitido por los jueces camaristas, que fue de 15 años por matar de tres puñaladas a su marido Alfredo Turcumán, para dar lugar a la absolución por tratarse de un hecho de legítima defensa.

Comentarios