Caso Turcumán
Jueves 09 de Agosto de 2018

Mamá de Turcumán: "Que Claudia le pida perdón a Dios para que su conciencia descanse en paz"

Lo dijo Ester González luego de conocer la sentencia de 15 años de prisión para su nuera, la mujer de Alfredo. Entre lágrimas y abrazos, aseguró: "La Justicia obró".

/// Por María Eugenia Vega

No pudo aguantar romper en llanto cuando escuchó que Claudia Antonella Moya, la mujer de su hijo Alfredo, fue condenada a 15 años de cárcel por matarlo. Ester González es la persona que más extraña a Turcumán y que a partir de hoy dormirá sabiendo que "la Justicia obró", como dijo ella misma al terminar la última audiencia de juicio en la sala III de la Cámara Penal.


Abrazada en todo momento de su hijo menor Elías, que es muy parecido a Alfredo, Ester habló con los medios mientras lloraba de tristeza. "Esta finalización del juicio lo único que nos permite pensar es que se hizo justicia, pero a mí me llevaron parte de la vida. Yo a mi hijo no lo recupero más", dijo.


Estuvo en la misma sala que la familia de Moya y se vio a los ojos con todos los allegados a este caso tan resonante, que marcó una parte de la historia en la provincia. No es habitual que haya casos así, pero esta vez tocó en San Juan y se cobró la vida un joven de 28 años que tenía un largo camino por delante. Como dijo el fiscal Mallea, "este hecho es lamentable y triste por donde se lo mire", porque si hay algo por reconocer es que hay niños de por medio y dos familias destruida; y una mujer joven que estará 15 años en las sombras del penal.


familia moya turcuman.JPG
<b>Cruce.</b> La familia de Claudia Moya (adelante) y la de Alfredo Turcumán (atrás) se encontraron en la sala III de la Cámara Penal.
Cruce. La familia de Claudia Moya (adelante) y la de Alfredo Turcumán (atrás) se encontraron en la sala III de la Cámara Penal.


Para Ester ahora ella tiene que reflexionar y pedirle a Dios perdón por lo que hizo, porque a su modo de ver, ella no tiene que perdonarle nada. "A Claudia le diría que se encomiende a Dios. Ni siquiera puedo sentir el sentimiento de odio o de rencor contra ella. Es solo Dios el que la tiene que perdonar. Que le pida a dios perdón para que su conciencia esté en paz", asumió.



Entre tanto dolor, y con la sensación de haber terminado un camino difícilmente recorrido, la madre de Turcumán admitió a este medio que "volvería al momento donde Alfredo era familia". "Porque compartía todo con nosotros, antes de que se encargaran de alejarlo de nosotros. Un minuto más con mi hijo necesitaba, un minuto más. Y me privaron de eso. Me privaron de poder hablar con él cuando entré al hospital agonizando", dijo.



Por último, recordó a aquel pequeño que cargó en sus brazos y que vio crecer año tras año: "Alfredo siempre está conmigo. Cada cosa que pasa me lleva a recordar un momento feliz con él. Estoy tratando de que esta tristeza no me quite la alegría de los momentos que viví con él".


La querella, insatisfecha

No sabe si habrá apelación. Primero, el abogado que representa a la familia de Turcumán, Mario Padilla, manifestó que escuchará primero los fundamentos de la sentencia, que serán el 24 de agosto, para tomar una decisión. También quiere hablar primero con la familia de Alfredo para ver qué es lo que harán.


La frustración de la querella fue a medias. Tal como lo hizo la Fiscalía, pidió prisión perpetua por considerar que Claudia Moya mató a sangre fría a su marido y que las circunstancias en las que se registró el hecho no minimizaron la situación. Ajusticiar la muerte de Alfredo era el objetivo y esa parte se cumplió. "Vamos a esperar el fundamento, pero pienso que los jueces tuvieron en cuenta la relación conflictiva por parte de ambos y por otro lado, el hecho de que ella haya estado cursando el 4to mes de embarazo también se convirtió en un peso importante para tomar esta determinación", dijo Padilla.

padilla querellante turcumán.jpg

Comentarios