San Juan 8 > Policiales > Abigail Páez

Las últimas y escalofriantes palabras de Abigail Páez

El tribunal que lleva adelante el juicio por el crimen de Lucio Dupuy, el nene de cinco años asesinado en noviembre de 2021 en La Pampa, escuchó los alegatos finales de la fiscalía, la querella y las defensas. La fiscalía pidió que Magdalena Espósito Valenti, madre del nene, y su pareja Abigail Páez, sean condenadas a prisión perpetua y la sentencia se conocerá el 2 de febrero.

Te puede interesar...

En la última audiencia del juicio, Abigail Páez expresó sus últimas palabras y pidió perdón: “Quiero pedirles disculpas a mi familia y a mi mamá porque le fallé. (...) No sé realmente lo que pasó”.

“No declaré en la Policía lo del robo porque no era verdad, fue un momento de desesperación. Eso se lo dije a un vecino que no conocía. No vine acá a mentir, sino a dar mi versión y a decir la verdad de los hechos; y aunque no juré, lo juro ahora por todas mis creencias que lo que dije es la verdad”, sostuvo Abigail Páez, según publicó La Arena, el dario pampeano que cubrió el juicio.

Y completó: “Quiero pedirles disculpas a mi familia y a mi mamá porque le fallé. (...) No sé realmente lo que pasó, tengo muchas lagunas en la cabeza, y si no conté detalles es porque estoy muy traumada. Sé que él me perdonó. Ojalá yo me pueda perdonar”.

El crimen de Lucio Dupuy en La Pampa

El crimen de Lucio ocurrió el 26 de noviembre de 2021, cuando el niño murió a raíz de los golpes recibidos.

Por la muerte del menor detuvieron a su madre y a la pareja de ésta, quienes en un primer momento estuvieron alojadas en la seccional 6ta. de Santa Rosa, donde recibieron duras agresiones, por lo que luego las derivaron a San Luis.

Según la autopsia, solicitada por la Fiscalía de Investigaciones Administrativas (FIA), el niño "presentaba politraumatismos por golpes, mordeduras y quemaduras, de vieja y reciente data" y que el deceso se produjo por una "hemorragia interna", producto de las agresiones.

Tras la muerte de Lucio se determinó que el niño había sido asistido al menos cinco veces en un lapso de tres meses por politraumatismos en distintos centros asistenciales de La Pampa, aunque no había denuncias de profesional alguno al respecto, como así tampoco de las autoridades del jardín de infantes al que asistía.

Por tal motivo, se inició una investigación administrativa a nivel gubernamental para establecer responsabilidades de funcionarios en la omisión de denuncias que pudieron haber evitado este desenlace.