San Juan 8 > Mundo > Francisco

Francisco homenajeará al embajador italiano asesinado en 2021

El Sumo Pontífice celebrará una jornada simbólica en su viaje al Congo.

El papa Francisco homenajeará en República Democrática del Congo a Luca Attanasio, el embajador italiano asesinado en 2021 en una emboscada de grupos militares, en la que será una de las etapas más simbólicas del viaje que hará a ese país africano y a Sudán del Sur a inicios de julio.

El pontífice celebrará el 4 julio una misa en el campo de Kibumba, en la ciudad de Goma, a pocos kilómetros de la zona en la que el 22 de febrero del año pasado fue asesinado Attanasio, en la que podría estar acompañado por el padre del diplomático, Salvatore, informaron fuentes vaticanas a Télam.

Te puede interesar...

El de julio sería así el segundo encuentro entre Jorge Bergoglio y la familia del embajador asesinado a los 43 años durante un ataque a un convoy del Programa Mundial de Alimentos (PMA) de Naciones Unidas.

A inicios de este año, el Papa ya recibió en su residencia de Casa Santa Marta a la viuda de Attanasio, Zakia Seddiki, junto a las tres hijas de la pareja y a los padres del diplomático.

El campo de Kibumba se encuentra en las afueras de la denominada zona "de las tres antenas", uno de los territorios con más enfrentamientos entre los distintos grupos armados del país que se enfrentan en un conflicto de más de 20 años que ya generó cerca de 5 millones de desplazados, según cifras de Naciones Unidas.

Francisco visitará RDC del 2 al 5 de julio con el lema "Todos reconciliados en Jesucristo"; con el que buscará dirigirse a la dirigencia y a la población del país para convocar a la reconciliación nacional.

RDC, el segundo país más grande de África, desde hace más de 25 años enfrenta ataques de las Fuerzas Democráticas Aliadas, grupo extremista que en 2019 juró lealtad al Estado Islámico en África Central. Según estimaciones, el conflicto congoleño causó unos 2.500 muertos solo en 2021.

La última visita de un pontífice a la capital congoleña Kinshasa fue en agosto de 1985, cuando el entonces papa Juan Pablo II permaneció dos días en ese país, que entonces se llamaba Zaire.

Luego, Francisco irá directamente hacia Sudán del Sur hasta el 7 de julio, con la frase "Rezo para que todos sean uno" como eslogan, donde también apostará a la superación del conflicto interno en el país más joven del mundo.

A Sudán del Sur, país de mayorías cristianas no católicas, el Papa irá acompañado por el arzobispo de Canterbury, el líder anglicano Justin Welby, y el Moderador de la Iglesia de Escocia, Iain Greenshields.

En 2019, Francisco dio un fuerte gesto de apoyo al proceso de pacificación en Sudán del Sur al recibir a los líderes de los dos grupos enfrentados en la nación, a quienes convocó a ser "artesanos de la paz, en un espíritu de fraternidad y solidaridad con cada miembro de nuestro pueblo", y, tras besarles los pies, había manifestado su deseo de visitar el país africano si se estabilizaba la situación política.

El de África será el segundo viaje del año para Francisco, tras la visita de dos días que hizo en abril a Malta, y antes de la ida a Canadá prevista del 24 al 30 de julio.

La última visita del Papa a África fue en 2019 con un viaje a Mozambique, Madagascar y Mauricio.

En un viaje en el que dará 12 discursos en seis días, Bergoglio, de 85 años, afrontará 15.800 kilómetros en su primera salida de Roma desde que un fuerte dolor en la rodilla derecha lo obliga a movilizarse en silla de ruedas o ayudado con un bastón.