Comscore

SAN JUAN

Los líderes de la Fuerza, próceres de la historia, que marcaron el camino de la Policía

Sus nombres quedaron perpetrados en calles de la provincia; los primeros jefes policiales hicieron historia y se convirtieron en los modelos a seguir por las actuales autoridades.


/// Por María Eugenia Vega

Transitando el camino de los 150 años de la Policía, bajo las normas de la Ley Orgánica 404 creada en 1869, es difícil no mirar hacia el pasado. Es que la construcción historiológica de la Fuerza sanjuanina tiene sus pasos marcados en una línea que incluye los tiempos de patria e independencia.
En junio de 1810, cuando San Juan adhirió al movimiento revolucionario de Mayo, ya existían una serie de funciones de seguridad que se diferenciaba de la labor militar. En 1814, el Cabildo confeccionó un reglamento policial que regularía la vida y las normas sociales, que incluyen comportamientos en la vía pública, horarios de comercio, etc. Un año más tarde, en San Juan se crearía el primer cuerpo policial de la provincia denominada "Compañía de Gauchos de la Invención", la que más adelante se llamaría "Policía Urbana y Rural".
En el año 24', Salvador María del Carril fue el prócer que organizó el primer reglamento sobre orden pública, buenas costumbres y trabajo. Hacia el año 1834, el caudillo Nazario Benavidez logró el título de Comandante de un Cuerpo Policial, quien luego se convertiría en gobernador de la provincia, en cuatro periodos distintos, sobre el año 55'. En el ejercicio de sus funciones creó la compañía de serenos; cuatro años su asesinato desencadenaría la Batalla de Cepeda.



Desde Camilo Rojo, que fue el encargado de diseñar la Ley Orgánica que quería promover Domingo Faustino Sarmiento, hubo muchos nombres que lideraron la fuerza provincial y que quedaron perpetrados en la historia. En la actualidad, las calles de San Juan los mantienen en memoria.


Pero si hay que mencionar a los líderes policiales tras la creación de la ley que hoy imparte las normas de la fuerza y que fue modificada esta año por el Ejecutivo Provincial, en la persona del exministro de Gobierno, Emilio Baistrochi, el primer responsable de la cuerpo de Policía fue Benjamín Bates.
Bates fue el encargado de investigar el sangriento asesinato del gobernador de la provincia, Valentín Videla, en diciembre de 1872. Su cuerpo había sido hallado en plena vereda de calle Ecuador (actualmente, Sarmiento) y Laprida, y fue muy importante develar los motivos de su muerte violenta. Bates había sido su amigo y no era una tarea menor esclarecer el hecho. En esa época era casi moneda corriente que los gobernadores asesinados.


Luego, al frente de la Fuerza sonarían nombres como Agustín Gómez, Juan Balaguer, Hermógenes Ruiz, Pedro Cortínez, (el primer intendente de la Ciudad Capital), Abraham Vidart y Luis Jorge Fontana, fueron algunas de las grandes figuras que marcaron historia.



Reliquia de los jefes
Los responsables de la fuerza que estuvieron al frente desde 1940 tuvieron en su despacho un escritorio que hasta hace un mes formó parte de la Central de Policía; Luis Martínez fue el último en utilizarlo ya que se trasladó al Museo Gabriel Guzzo, para su exposición.