San Juan 8 > Espectáculos > Andrea Rincón

La experiencia de Andrea Rincón con la ayahuasca: "Vi lo más doloroso de mi vida"

La actriz Andrea Rincón recordó cuando antes de ingresar a Gran Hermano vivió esa fuerte experiencia con el alucinógeno.

Andrea Rincón recordó en el programa PH Podemos Hablar (ver invitados del sábado 7 de mayo) la experiencia que tuvo con ayahuasca justo dos meses antes de ingresar al reality Gran Hermano cuando tenía 21 años.

“Pasen al punto de encuentro aquellos que pasaron una noche en un lugar raro”, dijo el conductor Andy Kusnetzoff. Y ahí la actriz contó su experiencia como voluntaria en El Impenetrable chaqueño.

Te puede interesar...

Cuando llegué yo pensé que iba a dar amor. Fui a dar charlas y a estar con los chicos... Y todos los días tuve que bajar 80 mil cajas de comida”, recordó.

La experiencia de Andrea Rincón con ayahuasca

Luego, dio el pie a otro fuerte momento: "Prefiero contar eso y no la experiencia con ayahuasca”. Andy ahí le consultó y ella comentó cómo vivió ese momento: “Fue antes de entrar a la casa de Gran Hermano y posta que vi lo más doloroso de mi vida. Lloré de principio a fin”.

Ahí, el conductor explicó en qué consiste la ayahuasca: “Es una experiencia con plantas naturales que te llevan a un viaje místico, alucinógeno, que tiene que ver con tu propia historia”.

Era muy chiquita, tenía 21 años y siempre quería hacerlo. Mis amigos más grandes me decían: dejate de romper los huevos", precisó Andrea Rincón, quien fue vista infraganti con el dibujante Tute en el verano.

Y amplió sobre ese momento: “Me dijeron ‘pensá qué querés tratar’, y yo venía de separarme de una pareja que me golpeó mucho durante bastante tiempo y yo dije: ‘Voy a sacarme y a arrancarme a este tipo’”.

Y añadió: “Pensaba en él y un tipo me tiraba humo mientras me preguntaba ‘¿quién te hizo tanto daño, chiquita?’”.

Y además recordó que en medio de la sesión, dos hombres se pelearon por ella. “Cuando terminó, que vas a enterrar todo el líquido que quedó, paso uno y me dijo ‘vino un duende y te trajo una flor’”.

FUENTE: Primicias YA