"
San Juan 8 > Espectáculos

El pasado desconocido de Majo Martino, la sensual periodista que debutó en el Bailando

Fue una de las figuras invitadas a la salsa de a 3 en ShowMatch, pero poco se sabe de ella. En una charla con Clarín, se abrió y contó todo sobre su vida. Una historia de esfuerzo y superación.

 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
Majo prefiere un look no muy recargado a la hora de conducir en la TV.
Majo prefiere un look no muy recargado a la hora de conducir en la TV.
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      

La primera vez que salió en televisión tenía 7 años. Era tan sólo un niña del barrio de Flores que soñaba con trabajar en el medio. Anhelaba recorrer los pasillos de los canales, sentirse parte de algo grande y revertir su presente. Hoy un pasado que, por algún motivo y hasta esta entrevista, dice que había intentado "bloquear".

 Embed      



Hasta ese momento, Majo Martino (32), la productora y periodista que anoche debutó en la pista del Bailando 2017 y se quebró apenas la recibió Marcelo Tinelli (57), era "súper tímida". Sus compañeras de colegio, el Instituto Argentino Excelsior en el que nunca se llevó ninguna materia, la dejaban de lado y la excluían de sus grupos.
Quizá las mismas que ayer la vieron en ShowMatch (El Trece, a las 22.30), tan suelta y tan bella, cuando acompañó a Christian Sancho (42) en la salsa de a 3. "Me hacían un poco de bullying por mi personalidad. Estaban como las populares del colegio y después venía yo... No la pasé bien en esos años", recuerda.
-¿Por qué, Majo?
-En ese sentido, no fue linda mi infancia. Me costaba hasta dar examen oral. Es una parte que bloqueo, aunque ahora lo pude superar. Por ejemplo, mis compañeras armaban los bailecitos y no me invitaban. Siempre fui muy nenita yo. Estaban las más mandadas, las que tenían novio y salían, pero yo nada que ver. Quedaba ahí a un costado. A mí ni me invitaban a los asaltos.
Aunque parezca increíble, la periodista que ahora es considerada una de las bombas sexies del medio no se sentía linda. Hoy tiene más de 187 mil seguidores en Instagram que no para de halagarla en cada foto que comparte, pero antes era todo diferente. "Sobre todo cuando era adolescente. Recién a los 16 empecé a sentirme mejor. Pero era una persona tímida, muy para adentro. Tanto que mi vieja me mandó a estudiar teatro para que pueda desenvolverme".
Majo se formó en comedia musical desde los 9 años en la Asociación Argentina de Actores y luego se perfeccionó en el San Martín. Hasta ese momento, los 17, su sueño era ser actriz. "Hice teatro profesionalmente y a los 14 debuté sobre las tablas", rememora, en diálogo con Clarín.
A los 18, sin embargo, todo cambió. Y tras pasar brevemente por el Instituto Superior de Enseñanza Radiofónica (ISER), estudió producción televisiva en TEA Imagen.
Su primer trabajo fue en La 100, donde fue productora. Pero la televisión era su gran amor, su meta. Un objetivo que alcanzó en 2004, cuando le propusieron trabajar en Ideas del Sur por la mitad del sueldo que cobraba en la radio. "Toda la vida lo esperé, me voy arriesgar", pensó. Y así lo hizo.

En la productora que lleva adelante el programa de Tinelli hizo de todo. "Empecé en preproducción y después estuve en todas las áreas", cuenta. Y detalla: "Conseguía gente para la tribuna, catering para los invitados, ambientaba camarines, viajaba por el interior, no sé. Me acuerdo que una vez hasta conseguí un cocodrilo".

-¿Un cocodrilo?

-Sí, era para un número del hijo de Tusam. Lo terminé consiguiendo en Corrientes. Lo mandaron desde allá, nos lo regalaron. También una vez tuve que conseguir un avión para un sketch, hice cosas insólitas. El primer móvil lo hice recién en 2012 y de casualidad para Este es el show. Fue en Santiago del Estero. Al Chato Prada le gustó y me dijo: "A partir de ahora los hacés vos siempre". No me olvido más.

-Ahora se entiende un poco más tu emoción de anoche, cuando debutaste en la pista del Bailando. No llegaste de un día para el otro hasta ahí.

-Y sí. Apenas crucé la pantalla por la que ingresamos se me pasaron un montón de imágenes por la cabeza. Cuando empecé en Ideas fue por 3 meses a prueba, y pensar que me quedé tanto tiempo... Yo lo deseaba, me quería quedar. Me acuerdo de una vez que recorrí el pasillo por el que se va al estudio Romina Yan y pedí ese deseo: "Ojalá me quede acá para siempre".

-Y no te fuiste.

-No, y es algo que anhelé mucho. Cuando era chiquita, siempre iba a los canales de televisión. Mi primera vez en cámara fue en el programa de Flavia Palmiero, a los 7 años. Después fui a Fer Play, el programa que hacían Fernando Bravo y Andrea Campbell. Me la pasaba en Telefe y en El Trece. El primer colectivo que me aprendí a tomar sola era para ir a un canal de televisión. Salía del colegio, almorzaba en el camino y me iba. ¡Mirá cómo terminó todo! ¡Estoy feliz!

 Embed      


Fuente: Clarin

Te puede interesar...