San Juan 8 > Policiales

Creen que fue una enfermera la responsable de la quemadura y amputación de los dedos de un bebé

La Justicia Correccional procesó a María Graciela Espínola por lesiones por presunta mala praxis. Ella debía hacerse cargo del recién nacido en neonatología de la Clínica Mayor. No irá presa. 

El titular del 5º juzgado correccional, Matías Parrón, procesó a María Graciela Espínola por lesiones producidas por presunta mala praxis en el área de Neonatología de la Clínica Mayor. Esto se produjo luego de que un bebé recién nacido sufriera una grave quemadura en su mano derecha y la posterior amputación de sus miembros.

El hecho se conoció sobre fines de marzo cuando la niña fue colocada en una incubadora con la temperatura elevada. Al tomar contacto con la plaza metálica, parte de su manito se quemó. Finalmente, perdió sus cuatro dedos. 

Te puede interesar...