"
San Juan 8 > A un click > Noche

Trucos para recuperarse de una noche de insmonio

Cómo sobrevivir a una noche sin dormir

Encarar un nuevo día sin haber dormido lo suficiente nos pasó a todos y esto puede haber sido por una noche difícil en la que no paramos de dar vueltas y vueltas en la cama, o bien, porque trasnochamos y esa fiesta se alargó mucho más de lo pensado y no tuvimos tiempo para descansar.

En cualquiera de los casos, afrontar los retos del trabajo y de la vida cotidiana puede hacer que parezca que tenemos que escalar una montaña y que seamos incapaces de cumplir con todo lo que tenemos por delante. Es normal que nos sintamos así y son muchos los estudios que confirman cómo la falta de sueño afecta a la toma de decisiones, la concentración, la memoria y los tiempos de respuesta.

Aunque las investigaciones se centraron habitualmente en las personas con déficit crónico de sueño, lo cierto es que una noche de mal dormir también tiene impacto en el cerebro y, como consecuencia, en las emociones, tanto positivas como negativas.

Te puede interesar...

Así, por ejemplo, en un estudio realizado en la Universidad de Berkeley se obligaba a 26 participantes a permanecer sin dormir durante dos días y una noche (35 horas seguidas) y se demostró cómo la falta de sueño obstaculizaba gravemente la lógica y el razonamiento, de forma que las emociones se salían de control y la capacidad de pensar racionalmente se veía seriamente afectada.

Cómo sobrevivir a una noche sin dormir

Existen algunas recomendaciones para sobrevivir un día después de una noche de mal dormir. Desde el Instituto del Sueño de Madrid, dirigido por el doctor Diego García Borreguero, dieron a conocer los siguientes consejos:

  • Tomar sol: la luz del solar es lo que le envía la señal a nuestro cuerpo de que ya es de día y hora de despertar, así que desayunar afuera o hacer ejercicio al aire libre, ayudará con nuestro humor, energía e incluso es esencial para dormir mejor por las noches.
  • Comer varias veces al día: esto hará que el nivel de azúcar en la sangre se mantenga estable, evitando que el famoso bajón haga que sintamos fatiga. Los expertos recomiendan hacer 6 comidas pequeñas a lo largo del día en lugar de 3 más grandes y evitar las comidas abundantes y pesadas, especialmente las ricas en grasas y azúcares, ya que pueden causar somnolencia.
  • Tomar cafeína con moderación: una taza de café o té puede proporcionar un impulso de energía temporal. Sin embargo, debemos evitar el exceso de cafeína, ya que puede afectar negativamente nuestro sueño la próxima noche.
  • Hacer pausas: siempre es recomendable pararnos de nuestro lugar de trabajo, caminar un poco y despejarnos, o tomar una siesta, pero no demasiado larga, 20 o 30 minutos pueden ser suficientes para mejorar el desempeño de nuestro cerebro, se recomienda no tomarla muy tarde y no más de 30 minutos, de lo contrario puede ser contraproducente.
  • Mantenerse hidratados: cuando no dormimos lo suficiente, las células tienen sed porque están trabajando más duro para cumplir sus funciones, así que es esencial mantenernos bien hidratados a lo largo de todo el día. La deshidratación nos puede hacer sentir más fatigados.
  • Si podemos, mejor no conducir: si nos encontramos cansados, corremos más riesgo de provocar un accidente al volante. Además, estar atrapados en el tráfico puede dar todavía más sueño y acabar con la poca energía que queda en nuestro cuerpo.
  • Evitar cumplir muchos asuntos pendientes: al estar cansados, no se piensa con claridad y no nos encontramos en buenas condiciones para tener un máximo desempeño, así que debemos realizar solo las cosas más importantes o que sean prioridad y dejar el resto para cuando hayamos logrado dormir mejor.
  • Actividad física suave: un paseo corto u otras actividades físicas similares pueden aumentar la energía y mejorar tu estado de ánimo.
  • Luz natural: exponernos a la luz natural durante el día puede ayudar a regular nuestro ritmo circadiano.
  • Irnos a dormir temprano: no debemos dormir todo el día, pero debemos intentar compensar las horas perdidas. Esto lo podremos hacer adelantando la hora normal un poco para que tengamos más tiempo para descansar y sentirnos renovados al día siguiente.
FUENTE: TN

Temas