San Juan 8 > A un click > jungla

Fue a tomar una cerveza y terminó en el medio de una jungla

Un hombre salió a divertirse a un pub de una provincia de Tailandia y finalizó en medio de un bosque.

Quizá haya sido la salida más descontrolada de su vida. Tal vez haya querido cumplir una aventura pendiente desde su juventud. El holandés Franciscus Johannes van Rossum, de 78 años, fue a divertirse a un bar de la provincia tailandesa de Phetchaburi y terminó perdido en una jungla de ese país asiático.

El 31 de agosto último, a las 14, el jubilado se dirigió a un pub para tomar unas cervezas. En total, terminó bebiendo cinco botellas de la marca Chang y, tres horas más tarde, se subió a una moto y dejó el bar, informaron este viernes medios internacionales.

Te puede interesar...

El hombre de 78 años, según la posterior reconstrucción policial de los hechos, viajó hasta un monasterio budista Phramongkol Mangkharo, para luego llegar al bosque Khong Ta Bang, en donde se registró una tormenta que lo desorientó y ya no supo cómo salir de la jungla.

Su esposa tailandesa, Rachot Chanwijit, de 61 años, comenzó a inquietarse a la noche porque su marido no había regresado a su hogar. Lo llamó por teléfono pero su esposo no respondía.

Al día siguiente, el jubilado se comunicó con Chanwijit, confesándole que todo se había salido de control y que estaba en un bosque, pero que no tenía las coordenadas exactas. Debido a la lluvia torrencial en la jungla, la llamada se interrumpía en forma constante, hasta que se cortó de manera definitiva.

El 2 de septiembre, el matrimonio pudo volver a comunicarse. La mujer contó que su esposo lo "llamó de nuevo el jueves a la mañana" para expresarle "que la batería de su teléfono estaba a punto de agotarse" y que el aceite de su motocicleta se había terminado. Chanwijit añadió: "Dijo que estaba exhausto y necesitaba ayuda, así que llamé a la Policía".

La investigación de la fuerza de seguridad

Tras recibir el alerta, un grupo de efectivos comenzó la búsqueda y entrevistó a quienes habían visto por última vez al hombre de 78 años. Tenían el dato de que cámaras de seguridad lo habían registrado en el distrito de Kaeng Krachan, a unos 40 kilómetros del bar.

El dueño del pub, por su parte, contó a la Policía que lo recordaba, pero que no sabía "dónde planeaba ir después de beber". Luego, se ubicó a un monje del templo budista Phramongkol Mangkharo, quien explicó que vio al adulto mayor estacionar su moto frente al monasterio y que parecía estar borracho, pero que no sabía hacia dónde se dirigía.

Teniendo en cuenta en trayecto, los investigadores estimaron que el jubilado podría haberse dirigido al bosque Khong Ta Bang, hasta donde llegó un equipo de rastreo. Pero lugareños que vieron su moto fueron quienes lo encontraron primero. Ya eran las 23 del viernes 3 de septiembre. El hombre de 78 años estaba durmiendo en medio de un charco, tras la fuerte tormenta.

FUENTE: Crónica