San Juan 8 > A un click > chocolate

Día del Chocolate: por qué es tan bueno para la salud

Por qué también se festeja el 7 de julio. Cinco lugares para tomar chocolate caliente en Buenos Aires.

El 13 de septiembre es el Día Internacional del Chocolate, fecha que se estableció en 1995. A continuación, el origen de la festividad y por qué también se celebra el 7 de julio. Cinco datos científicos que confirman por qué hace bien el chocolate y cinco lugares para tomar chocolate caliente en Buenos Aires.

La festividad surgió en Francia en 1995 en homenaje al nacimiento del escritor británico Roald Dahl, en 1916, autor de “Charlie y la Fábrica de Chocolate”, novela que Tim Burton llevó al cine con Johnny Depp como protagonista. Rápidamente obtuvo el consentimiento de Estados Unidos, dado que también ese día, pero de 1857, nació Milton S. Hershey, fundador y dueño de “The Hershey Chocolate Company”, una de las empresas más grandes dedicadas a la producción chocolatera.

Te puede interesar...

¿Por qué el Día del Chocolate también se celebra el 7 de julio?

El Día del Chocolate también se celebra el 7 de julio debido a que la Academia del Chocolate y la Confitería, con sede en Francia, estableció junto con la Organización Internacional de los Productores de Cacao conmemorar al chocolate junto al Día Mundial del Cacao: el 7 de julio, que hace referencia a la llegada del cacao desde América a Europa en 1550.

¿Por qué hace bien el chocolate? 5 datos científicos

Cada vez son más los estudios científicos que demuestran que el consumo de chocolate amargo otorga diversos beneficios para la salud en general. A continuación, algunos de ellos:

El consumo de cacao puede reducir eventos cardiovasculares importantes debido a que su composición se destaca por su elevada concentración de polifenoles, principalmente flavonoides, según un estudio publicado en marzo del 2022 en la revista The American Journal of Clinical Nutrition.

Consumir chocolate amargo puede levantarnos el ánimo. Según un estudio publicado en el Journal of Nutritional Biochemistry, los adultos sanos que consumen chocolate negro con 85% de cacao son más felices en comparación a los que comen chocolate con menos o nada de cacao.

Los especialistas también aseguran que el chocolate amargo ayuda a mantener el colesterol controlado, ya que el chocolate con un alto contenido de cacao tiene una cantidad importante de fibra soluble.

Ayuda a evitar deterioro cognitivo. Un estudio longitudinal realizado por la Universidad Mayne-Syracuse a través de cuatro décadas, descubrió que las personas con consumo frecuente de chocolate lograron un mejor desempeño en las pruebas de cerebro.

Aumenta la disponibilidad de oxígeno durante el entrenamiento físico, según hallazgos publicados en el The Journal of the International Society of Sports Nutrition. Los investigadores que estudiaron a un grupo de ciclistas descubrieron que los deportistas "después de comer chocolate negro, utilizaron menos oxígeno cuando pedalearon a un ritmo moderado y también cubrieron más distancia en una prueba de tiempo de dos minutos".

Cinco lugares para tomar chocolate caliente en Buenos Aires

Las Violetas Confitería, en Almagro. Situada en la avenida Rivadavia al 3899, en Almagro. El chocolate caliente, que se sirve con churros, es uno de los preferidos por los comensales que se acercan a la histórica confitería.

Kakawa en Villa Crespo. Una chocolatería situada en la calle Aguirre al 1570. Ofrece tomar una taza de chocolate caliente en un ambiente cálido y acogedor, en un patio techado repleto de plantas colgantes. Es un local pet friendly, apto para mascostas.

Café Tortoni en Monserrat. Situado en la avenida de Mayo al 852, el café más antiguo de Buenos Aires, fundado en 1858, ofrece su clásico chocolate caliente con churros.

El Sol de Galicia. Con sucursales en Flores, Avellaneda, Morón y Villa Martelli, y fundada en 1957, ofrece su clásico chocolate caliente para acompañar tanto con churros, donas como con pastelitos.

Rapa Nui. Chocolatería con sedes en Buenos Aires y Bariloche, ofrece un chocolate caliente para combinar con sus típicos bombones o sus tradicionales alfajores.