San Juan 8 > A un click > Caminar

Caminar 10 mil pasos diarios a buen ritmo es clave para una vida saludable

No es solo la cantidad de pasos que se da en un día lo que importa. También es el ritmo al que se los hace, según una nueva investigación.

Te puede interesar...

En casi 80,000 adultos con rastreadores portátiles, uno de los análisis más grandes hasta la fecha, los investigadores encontraron que aquellos que caminan a un ritmo más rápido también muestran signos de mejores resultados de salud.

El objetivo diario de 10,000 pasos se convirtió en una sensación global en los últimos años, sin embargo, se basa en sorprendentemente poca evidencia.

En la década de 1960, una empresa japonesa que vendía contadores de escalones sacó el número de la nada para que la gente comprara su producto.

En los últimos años, los científicos trataron de probar el objetivo para ver si la sugerencia de salud popular está realmente a la altura de dejar el tabaco, por ejemplo. Algunas investigaciones encontraron que después de aproximadamente 6,000 pasos, los beneficios para la salud de caminar diariamente se agotan gradualmente. Otras investigaciones, sin embargo, sugieren que cada paso adicional cuenta.

Otro factor a considerar: la velocidad

En dos nuevos estudios de casi 78,500 participantes por pieza, los investigadores en el Reino Unido han demostrado una fuerte evidencia de que el ritmo de caminata de una persona importa.

Aquellos que caminaban regularmente a un ritmo más rápido o con mayor intensidad a veces a lo largo del día mostraron un menor riesgo de aparición de demencia, cáncer y enfermedades cardiovasculares en comparación con aquellos que caminaban más lento.

En el estudio de demencia, los investigadores encontraron que el número óptimo de intensidad en su grupo de participantes fue de 112 pasos por minuto en promedio, durante 30 minutos (no necesariamente consecutivos) cada día.

“El conteo de pasos es fácilmente comprensible y ampliamente utilizado por el público para rastrear los niveles de actividad gracias a la creciente popularidad de los dispositivos y aplicaciones de fitness, pero rara vez las personas piensan en el ritmo de sus pasos”, señala el fisiólogo Emmanuel Stamatakis de la Universidad de Sydney.

“Los hallazgos de estos estudios podrían informar las primeras pautas formales de actividad física basadas en pasos y ayudar a desarrollar programas efectivos de salud pública destinados a prevenir enfermedades crónicas”.

Los resultados provienen de dos estudios poblacionales que tuvieron lugar durante dos años. Cada uno se basó en participantes adultos, de entre 40 y 79 años de edad, pero uno se centró en el cáncer y las enfermedades cardiovasculares, mientras que el otro en la demencia. Siete años más tarde, estas cohortes fueron revisadas nuevamente.

Ambos trabajos son puramente observacionales, lo que significa que no pueden decirnos sobre la causa o el efecto. Estos son algunos de los primeros y más grandes estudios para analizar la velocidad de caminata en relación con los resultados de salud de una persona.

Al igual que en estudios anteriores, los hallazgos de ambos documentos sugieren que cuantos más pasos realice una persona en un día, mejor será para sus resultados de salud.

Aún mejor, no parece haber un número mínimo de pasos que una persona debe hacer o un ritmo mínimo que debe establecer para cosechar estos beneficios.

“Para las personas menos activas, nuestro estudio también demuestra que tan solo 3.800 pasos al día pueden reducir el riesgo de demencia en un 25 por ciento”, indica el profesor asociado Borja del Pozo Cruz de la Universidad del Sur de Dinamarca e investigador principal en salud en la Universidad de Cádiz.

En el estudio de demencia, el “punto dulce” o la dosis diaria óptima de caminar se situó en alrededor de 9.800 pasos. En este umbral, el riesgo de demencia parece reducirse a la mitad.

Incluso un caminante lento puede lograr estos beneficios, dicen los investigadores, pero los caminantes rápidos podrían dar a sus cerebros un impulso de salud aún mayor.

“El tamaño y el alcance de estos estudios que utilizan rastreadores de muñeca lo convierten en la evidencia más sólida hasta la fecha, lo que sugiere que 10,000 pasos al día es el punto óptimo de los beneficios para la salud y caminar más rápido se asocia con ventajas adicionales”, asegura Matthew Ahmadi, quien estudia la actividad física en la Universidad de Sydney.

“En el futuro, más investigaciones con el uso a largo plazo de rastreadores arrojarán más luz sobre los beneficios para la salud asociados con ciertos niveles e intensidad de los pasos diarios”.