San Juan 8 > A un click > Selección Argentina

Así funciona el cerebro ante una derrota deportiva

Cómo reacciona la mente del futbolista en el caso de una caída dura e inesperada, como la de la Selección en el Mundial de Qatar.

Argentina perdió ante Arabia Saudita en el Mundial de Qatar y debe revertir la situación con carácter urgente ante México si desea pasar a la siguiente ronda del certamen. Lo importante es saber cómo funciona la mente del jugador en estos difíciles momentos.

Según una investigación del Instituto Karolinska de Estocolmo (Suecia) los jugadores portan "aptitudes cognitivas excepcionales". Los científicos compararon el rendimiento intelectual de los futbolistas de equipos de primera división de ese país con jugadores de divisiones inferiores y con individuos 'normales' de la población.

Te puede interesar...

El estudio mostró una diferencia notable entre los grupos analizados, sobre todo en lo referente a las llamadas 'funciones ejecutivas del cerebro': un término que se suele usar para describir los procesos cognitivos que regulan el pensamiento y la acción, especialmente en situaciones no rutinarias.

Ejemplos de funciones ejecutivas serían la resolución de problemas, la planificación, la secuenciación, la atención selectiva, la inhibición, la multitarea, la flexibilidad cognitiva y la capacidad para gestionar situaciones novedosas.

En el caso de un futbolista, cuanto mayor es el 'olfato goleador' (teniendo en cuenta su posición en el campo), mejores resultados ofrece en unos tests psicológicos diseñados para evaluar funciones ejecutivas. Este tipo de inteligencia engloba varias aptitudes cognitivas, entre ellas, la coordinación entre pensamiento y acción, la flexibilidad mental para corregir al instante una decisión según lo que hagan otros jugadores y la resolución creativa de problemas en situaciones cambiantes.

Los futbolistas manejan mucha información y resuelven en un plazo de tiempo corto una situación compleja, por ejemplo, recibir un balón y chutar hacia donde se había pensado, o dejarlo pasar para que lo controle un compañero mejor situado. Este tipo de 'inteligencia resolutiva' no está ligada en exclusiva al deporte y se puede transferir a la vida cotidiana.

"El éxito en los deportes de pelota depende de cómo se procesa la información en contextos complejos y que cambian rápidamente. Los jugadores deben procesar una gran cantidad de información en cada momento. Deben evaluar la situación constantemente, compararla con experiencias pasadas, pensar en nuevas posibilidades, tomar decisiones rápidas e inhibir con igual rapidez otras decisiones que se habían tomado", se concluyó.

Resultado contrario al cliché del jugador "limitado"

Una posible explicación a dicho lugar común es que las funciones ejecutivas no tienen relación alguna con las aptitudes verbales; por eso, no es extraño que incluso los 'grandes genios' del deporte tartamudeen al estar delante de las cámaras.

Este estudio sugiere también que, a la hora de seleccionar a potenciales promesas del fútbol, habría que fijarse en otros aspectos más allá de la capacidad física o la pericia en el control del balón. Los autores proponen el diseño de pruebas neuropsicológicas para evaluar las funciones ejecutivas de los candidatos.