Comscore

POLICIALES

Se demora el test de alcoholemia del agente que provocó el accidente fatal en el canal

Se espera una grave sanción para Cristian Carrizo (25), el uniformado que conducía el automóvil que cayó al canal Benavidez provocando la muerte de Martín Zabala (25), pero aún no está la prueba clave. Si el joven no pasa la alcoholemia, podría ser cesanteado de la Fuerza.

Tal como lo venía adelantando este medio, el agente Cristian Carrizo (25) está muy complicado. Desde un primer momento, se supo que los policías que cayeron al canal Benavidez estaban bajo los efectos del alcohol porque venían de un evento social. Sin embargo, la prueba documental aún no llega a las manos de la subsecretaría de Control y Gestión. La velocidad, el test de alcoholemia y las pruebas mecánicas del Ford Focus, serán cruciales para determinar si Carrizo tiene responsabilidad moral y ética en esta situación, al margen de la situación procesal que se desarrolla en el juzgado correccional.
En las manos de las autoridades que vigilan a la policía, no existe algún antecedente gravoso que engrose y pese en el expediente de Carrizo; eso también será importante a la hora de evaluar qué sucederá con el agente. Si hubo alcohol en la sangre del uniformado, la sanción será grave y puede ir desde una suspensión sin goce de haberes hasta la cesantía definitiva, la expulsión de la Fuerza Policial. "Estamos esperando el documento para determinar la cantidad de alcohol en sangre, si es que la hubo. Esta semana podríamos saber los detalles. En este tipo de situaciones cuando está la Justicia involucrada en forma directa, es el magistrado quien marca el desarrollo del proceso", manifestó Horacio Lucero, director de Control y Gestión, en una radio local, para profundizar lo ya dicho a este medio. Los procesos administrativos contra los policías suelen ser muy duros y ya tienen precedentes. El año pasado sucedieron tres hechos que marcaron a los uniformados, en un lapso muy corto, con alcohol y velocidad como características principales. Eso tuvo como consecuencia la muerte de otros uniformados que también estuvieron como protagonistas de los hechos. Tal fue el caso del siniestro que se registró en Circunvalación, cuando una agente fue arrollada salvajemente por un colega que viajaba alcoholizado a tomar una guardia. Así fue como el agente Claudio Díaz terminó siendo expulsado de la Fuerza, tras la muerte de Johana Maribel Verón, el pasado 11 de junio.