Caso Turcumán
Martes 31 de Julio de 2018

El psiquiatra que atendió a Turcumán afirmó que tenía una personalidad impulsiva y depresiva

Leonardo Renzo Olmedo se presentó ante el Tribunal de la Sala III y declaró. El profesional dijo que solo atendió a la víctima, quien le contó que tenía problemas con su trabajo y esposa. "La violencia era una manera de vincularse" expresó.


Por: Marcela V. Silva


Uno de los testimonios que se sumó por pedido de la Fiscalía al juicio contra Claudia Moya brindó su declaración y aclaró varios puntos en los que había dudas sobre la pareja y la información de una consulta psiquiátrica que dio la madre y hermana de la víctima. Es por eso que Leonardo Renzo Olmedo, médico psiquiatra, llegó al juicio y contó que Alfredo Turcumán tenía una personalidad impulsiva y depresiva.


El profesional se sentó como testigo y en una declaración que no superó los 20 minutos dijo que la víctima llegó por recomendación de la hermana-Luján Turcumán- que era secretaria del médico y aclaró que durante la primera consulta estuvo acompañado por Claudia.


Leé también: Video: Moya pidió retirarse del juicio antes de que el psiquiatra se sentara a declarar


"Ella se sentó atrás y mientras Alfredo me contaba su motivo, la mujer solo realizaba gestos de disconformidad" dijo Olmedo. En cuanto al motivo que generó la visita contó que la víctima tenía problemas con su trabajo. "Lo vi muy mal emocionalmente y manifestó su deseo de quitarse la vida". Esa situación generó que el profesional lo medique para bajar la impulsividad con un antipsicótico para luego poder atenderlo más tranquilo.

olmedo.jpg


Luego Olmedo detalló que Turcumán solo asistió dos veces a la consulta y que en la segunda cuando ya presentaba signos de estar más tranquilo manifestó que tenía problemas con su pareja. En esa consulta el joven le dijo que se golpeaban mutuamente con Moya y aclaró que era muy celosa. "Me seca el bocho me tiene cansado" fue lo que recordó el medico ante el Tribunal presidido por Eugenio Barbera.


Alfredo llegó a relatarle en esa segunda y última consulta que cuando llegaba tarde a su casa, Claudia le pegaba y aclaró que le contó que cuando él se sacaba también la golpeaba. "La forma que tenían de vincularse era a través del lenguaje de la violencia desde lo verbal a lo físico".


Mirá la entrevista:

Embed


El golpe entre Claudia y Alfredo estaba naturalizado explicó el psiquiatra. El medico antes de retirarse y ante la pregunta del defensor de la acusada para que defina lo que es una personalidad impulsiva dijo que se trata de una persona que no puede frenarse. "Con pequeñas cosas reaccionan y normalmente puede ser agresivo y luego siente culpa". Y antes de retirarse aclaró que Alfredo Turcumán tenía conciencia de enfermedad es decir que sabía que estaba mal, lo que indicaba que tenía una buena salud psíquica.


Leé también: La hermana de Claudia Moya rompió el silencio: "Alfredo robaba en los lugares donde entraba a trabajar"

Comentarios