Policías muertos por accidentes
Jueves 26 de Julio de 2018

El policía que mató a dos efectivos fue imputado por doble homicidio culposo agravado por el exceso de alcohol

Ricardo Montero, quien manejaba el auto que embistió a los agente Marcos Luna y Damián Vega, se presentó este jueves ante el juez Eduardo Agudo. Se ordenó que sea trasladado al Servicio Penitenciario.

Ricardo Montero, el policía que manejaba el auto que embistió y mató a los agente Damián Vega y Marcos Luna, fue imputado por doble homicidio culposo doblemente agravado por el exceso de alcohol en sangre y por exceso de velocidad. El efectivo se presentó este jueves ante el juez Eduardo Agudo quien ordenó que sea trasladado al Servicio Penitenciario.

Tras la muerte de Marcos Luna, el pasado 22 de julio, el magistrado del Primer Juzgado Correcional, solicitó la historia clínica y el resultado de la autopsia para conocer si el fallecimiento fue causa del accidente. A raíz de estos informes es que se procede a ampliar la indagatoria y sumarle la muerte del agente.

El pasado 10 de julio, Marcos Luna y Damián Vega habían terminado sus guardias en la Comisaría 18 de Albardón y se dirigían en una moto 150 cc. a sus respectivas casas.

Fue entonces cuando un Chevrolet Aveo conducido por Ricardo Montero, quien viajaba en estado de ebriedad junto a otros dos policías, los embistió en calle Tucumán, en Chimbas.

Vega murió en el acto y Luna fue trasladado en grave estado al hospital Rawson. Pese a tener el caso puesto, el joven se golpeó fuerte en la cabeza y padeció una importante inflamación en el cerebro. Fue trasladado a una clínica privada y tras 12 días de luchar, murió.

La Justicia confirmó que los tres ocupantes del vehículo, todos miembros de la Fuerza, estaban alcoholizados al momento del siniestro. A los agentes se les inició un sumario y serán exonerados de la Fuerza por decisión de la cúpula mayor.

Comentarios