San Juan 8 > Mundo > ómicron

Investigadores aseguran que Ómicron podría haberse originado en ratones

Investigadores chinos establecen tres hipótesis con respecto a la historia evolutiva de esta variante sudafricana.

Un grupo de seis investigadores del Instituto de Genética y Biología del Desarrollo de la Academia de Ciencias China publicó un dato revelador en la revista Journal of Genetics and Genomics: sería posible que el origen de la variante Ómicron de coronavirus resida en ratones y no en seres humanos.

Tres hipótesis sobre la evolución de Ómicron

Te puede interesar...

Para los investigadores, hay tres hipótesis con respecto a la historia evolutiva de esta variante sudafricana:

La primera es que Ómicron se habría propagado y circulado en una población con vigilancia y secuenciación viral insuficientes.

La segunda es que habría evolucionado en un paciente con infección crónica que habría proporcionado al virus un entorno propicio para su adaptación.

Por último, que Ómicron podría haber acumulado mutaciones en un huésped no humano para después regresar a los humanos.

Detalles del estudio científico

Los expertos analizaron trabajos anteriores y consideraron que las mutaciones en los genomas del virus dependerían “en gran medida de los mecanismos mutagénicos específicos del entorno celular del huésped. Eso da como resultado una sobrerrepresentación con tipos de mutación específica”, señalaron los especialistas.

Como el virus del Ébola, dijeron, “las mutaciones que presentan son diferentes si evolucionan en una misma especie hospedadora que si lo hacen en diferentes especies”. Lo que ponen a prueba en su investigación es si las mutaciones presentadas por Ómicron son consistentes con el entorno celular de los humanos o si, por el contrario, estarían asociadas con la adaptación a un huésped diferente.

Para ellos, las mutaciones de Ómicron en la proteína Spike “se superponen significativamente con las mutaciones en el SARS-CoV-2 adaptado al ratón”.

Los investigadores dijeron que se “produjo un evento zoonótico inverso de humanos a ratones en algún momento durante la pandemia (muy probablemente a mediados de 2020)”. Y que las mutaciones se habrían producido durante más de un año hasta volver a los humanos.

Según informaron, la adaptación de Ómicron a ratones también habría promovido su adaptación a otras especies, como a los propios humanos, a camellos o a cabras.

“Teniendo en cuenta que los seres humanos representan el reservorio más grande conocido de SARS-CoV-2 y entran con frecuencia en contacto con otros animales, además de la capacidad del virus para saltar a través de especies, parece probable que las poblaciones globales enfrenten variantes adicionales derivadas de animales hasta que la pandemia esté bien controlada”, analizaron.

Por último, indicaron la necesidad de una mayor vigilancia viral y secuenciación en animales, “especialmente aquellos en contacto cercano con humanos”.

Cómo muta el COVID-19

Un informe de Nature explicó: “Las variantes son complicadas. Cada una está conformada por una colección de mutaciones que tienen la potencial capacidad de cambiar la versión original del SARS-CoV-2″. Entonces, ¿qué dicen los expertos cuando hablan de variantes y eso qué puede significar para el futuro de la pandemia?

“Los virus se multiplican copiando sus genomas una y otra vez. Pero, como una vieja fotocopiadora, esas copias no siempre son perfectas. Cada una de esas copias imperfectas son una variante. Normalmente, las imperfecciones de la mutación no cambian el modo en el que el virus se comporta y hasta pueden ser menos exitosas que la versión original. Sin embargo, y muy raramente, las mutaciones pueden cambiar al virus de una manera muy importante. Se puede volver más infeccioso y capaz de evitar al sistema inmunológico y hasta a las vacunas. Cuanto más se reproduce el virus, más posibilidades tiene de acumular estas raras mutaciones, lo que hace que se propague más rápidamente entre las poblaciones y lo vuelve más resistente al sistema inmunológico humano”, sostuvieron los científicos.

En ese sentido, explicaron: “Cuando eso sucede, es cuando los especialistas hablan de ´variante de preocupación´, como aquellas detectadas en Sudáfrica, Inglaterra, Brasil y en la India”.

FUENTE: TN