San Juan 8 > Información General

Lamberto ya tiene lista la reestructuración policial

El ministro del área dijo que habrá una fuerza con cinco jefaturas regionales, un área dedicada a investigaciones y otra a intervenciones operativas. Prometió ser inflexible con la corrupción.

El ministro de Seguridad de Santa Fe, Raúl Lamberto, dijo que se está trabajando en una reestructuración “muy importante” en la policía, que incluye tener cinco jefes regionales, una fuerza de investigaciones y otra de operaciones. Además, indicó que será inflexible con los casos de corrupción policial y por eso separarán a todos aquellos que cometan delitos. También volvió a reclamar a la Nación que defina sus “políticas de delitos complejos” porque así ocurre en todo el mundo.

Te puede interesar...

En primer lugar, la charla con el funcionario empezó con una reflexión sobre los pase a disponibilidad que su cartera dio a conocer en las últimas horas: tres policías separados por el presunto ilícito que surge del robo a la fiscal que investiga a barrabravas de Newell’s en Rosario y otro que aparentemente pidió una coima en la Seccional 2ª de Santa Fe. “Estas investigaciones las lleva adelante Asuntos Internos. O sea que claramente hay una voluntad política de que los hechos de corrupción no queden impunes, que se conozcan y los responsables que se hagan cargo de su accionar”, contó el dirigente oficialista.

De ese modo, negó por completo que el gobierno del Frente Progresista sea cómplice o mire para otro lado. “Si uno ve todos los días en los diarios, se va a encontrar que estos hechos se investigan, porque ahora se investiga; y por supuesto nosotros automáticamente cuando detectamos algún hecho irregular lo ponemos en contacto con el juez, colaboramos con la Justicia y tratamos de que se esclarezcan. Entendemos que los actos de corrupción le hacen mucho mal a cualquier institución pública, también a la policía, y se tienen que ir modificando con hechos ejemplificadores”, evaluó.

Controles y cambios

“Hechos ilícitos existen muchas veces en la fuerza, no solamente en las nuestras, sino que uno lo ve en todas las fuerzas. En eso uno tiene que poner mayor fuerza en el control, en el seguimiento político y en el funcionamiento de los órganos de control como es Asuntos Internos. Nosotros no avalaríamos nunca tratar de tapar hechos ilícitos y muy por el contrario creemos que le hace muy bien a la fuerza que aquellos buenos policías sean destacados y los malos sean separados de la fuerza”, se comprometió Lamberto.

“Así como hay policías que denigran su uniforme –continuó–, hay policías que nos enaltecen, como estos dos jóvenes que recapturaron a un evadido de la cárcel de Coronda apenas 48 horas después de fugarse. Así es la fuerza, siempre hay que trabajar apuntalando a los que trabajan bien, a los que quieren transformar a la policía y por supuesto ir marcando la cancha a aquellos que evidentemente generan actos contrarios a la ley o acciones que lo benefician a ellos y no a la fuerza”.

—Usted habló de hechos ejemplificadores una vez producidos los casos de corrupción, pero hay algunos dirigentes políticos que critican al oficialismo porque en realidad piden que haya una depuración mucho más profunda.

—Nosotros muchas veces este tema lo hemos hablado, creemos que los problemas en la estructura (policial) son los que hacen a determinadas conductas (de corrupción). Está probado que las famosas purgas en general lo que han generado es un efecto mediático y a los dos o tres meses el problema no se termina.

“Nosotros creemos que necesitamos primero llevar adelante las políticas que nos hemos propuesto como plan de seguridad democrática, es decir, tener una fuerza con cinco jefaturas porque una fuerza de una sola verticalidad es contraria a una idea de eficiencia de control y por supuesto de resultados porque un hecho a lo mejor en Venado (Tuerto) no se conoce o se tapa con uno en Reconquista”, explicó Raúl Lamberto.

En ese sentido, expresó que se está trabajando en “un cambio estructural” porque cree que sólo así se “deciden nuevas instituciones, nuevas fuerzas” de seguridad en la provincia. “En eso hemos apostado todo el esfuerzo que estamos teniendo. Vamos a tener cinco jefaturas por regiones y fundamentalmente tener dos áreas provinciales, una dedicada a investigaciones, con un fuerte equipo de especialistas; y otra dedicada a lo que es el operativo, o sea tener un fuerte equipo operacional en la provincia”, anunció el ministro.

A su vez, consideró que esos cambios tienen que estar provistos de mayor capacitación y tecnificación, porque eso “va a ayudar mucho a que tengamos también una fuerza moderna, capacitada y profesionalizada. En lo demás, yo entiendo que si nosotros no hacemos cambios estructurales, uno podrá cambiar jefes, etcétera, etcétera, que de hecho cuando lo tengamos que hacer lo haremos, pero creemos que la base no pasa simplemente por buscar personas, sino modificar estructuralmente a la policía”.