"
San Juan 8 > A un click > alimentos

Estos son los alimentos que debés incluir para estar de buen humor

Estos alimentos producen más endorfinas y eso es lo que influye en nuestro estado de ánimo.

Algunos días nos levantamos con un estado de ánimo que no es el mejor o arrancamos la jornada con la mejor actitud y temas externos producen que nos invada el mal humor. La buena noticia es que hay alimentos que podemos ingerir en cualquier momento del día que tienen más producción de endorfinas que otros y que producen que nuestro humor cambie.

Nuestro comportamiento están muy mediado por una serie de procesos químicos que se producen en nuestro cerebro por la acción de los neurotransmisores, moléculas que facilitan la comunicación entre las neuronas. Entre esos neurotransmisores encontramos las endorfinas, encargadas de simular los circuitos cerebrales relacionados con el placer y, en el placer, también juega un papel la alimentación.

“Las endorfinas tienen los mismos efectos que los opiáceos, con la diferencia de que son endógenos, es decir, los genera el propio organismo”, explicó la psicóloga española Ana Morales, experta en alimentación emocional y aceptación corporal. La experta dijo que no sólo nos dan placer, “sino que también tienen un efecto analgésico, una actividad inhibidora frente al dolor que también se extiende a la ansiedad”.

Te puede interesar...

Por qué las endorfinas hacen que nos sintamos bien

La endorfinas también hacen que nos sintamos bien por las siguientes razones:

Generan moléculas del bienestar: nos dan calma, nos reconfortan.

Influyen de forma positiva en el sistema inmune: cuando estamos en calma, tranquilos, no solemos enfermar. En épocas de mucho estrés y estado de alerta, nos duele todo.

Nos ayudan con el sistema de memoria y atención: recordamos mejor las cosas cuando estamos tranquilos, pero con el estrés se nos embota la mente y no retenemos la información.

Refuerzan la sexualidad: biológicamente, el sentido de tener relaciones sexuales es el de procrear; por eso, la naturaleza nos premia con placer, por lo que deseemos repetir la conducta.

Nos ayudan frente al dolor físico y emocional.

Qué pasa cuando no producimos endorfinas

“Cuando no segregamos endorfinas en cantidad suficiente, tendemos a estados de tristeza y cambios de humor, todo nos sobrepasa. Y, en respuesta a ese malestar, tendemos a compensar esa bajada de endorfinas”, explicó Morales. Para conseguirlo, las formas más habituales y recomendables son con deporte, sexo o mediante la comida.

En tanto, entre los alimentos que nos generan un shock de endorfinas, encontramos aquellos que tienen un aminoácido concreto, la fenilalanina. Se trata de un aminoácido esencial porque no lo produce el cuerpo, sino que lo obtenemos a través de la dieta o bien de suplementos.

Los cuatro tipos de alimentos que hay que incluir en la dieta para estar de buen humor

“La fenilalanina es un precursor de las endorfinas y, por lo tanto, todos los alimentos que la contengan nos van a ayudar a generarlas. Todos ellos contienen mucha proteína, ya sea animal o vegetal”, indicó Morales y dijo que estos alimentos son

legumbres

carnes rojas

pescados azules

frutos secos

Qué ocurre con la comida basura

Cuando hablamos de comer para sentirnos bien, explica la experta, debemos tener cuidado porque, generalmente, pensamos que lo que de verdad nos gusta cuando estamos de bajón es el chocolate, los snacks o la comida basura.

“Aquí entra también el circuito de la dopamina, otro neurotransmisor relacionado con el placer y con la recompensa”, dijo Ana Morales y añadió: “Cuando estamos tristes o ansiosos tenemos tendencia a consumir alimentos ricos en carbohidratos y azúcares, a buscar comida reconfortante, pero no sólo generamos endorfinas, sino dopamina, que es adictiva y nuestro cerebro interpreta que, si estamos tristes y nos comemos una torta, estaremos mejor”.

Nos sentimos mejor en el momento en el que comemos este tipo de alimentos, pero después llega el arrepentimiento, la culpa. Nuestro estado de ánimo influye a la hora de comer y cuando estamos tranquilos es más fácil elegir opciones saludables que cuando estamos tristes. Las emociones, sin duda, influyen en lo que elegimos.

FUENTE: TN