Comscore

RECESO INVERNAL

Anchipurac reabre sus puertas: turnos, entradas y recorridos

El Centro Ambiental sanjuanino tiene diseñado un sistema integral en el que se toman todas las medidas de prevención contra el COVID-19 y abre nuevamente al público este viernes.

Este viernes 10 de julio, con un importante sistema de prevención contra el COVID-19, el Centro Ambiental más importante de la Argentina y que depende del Gobierno de San Juan, abrirá sus puertas nuevamente al público luego del periodo de aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Su recorrido se ha modificado, agregando, en la mitad de la visita, un pequeño trayecto por el sector sur exterior del edificio. Además, las asesoras culturales que ofrecen la guía recibieron capacitaciones con las que ampliaron la información que brindan. Y, por otra parte, ahora los visitantes pueden llevar al lugar sus residuos reciclables a un Punto Limpio de separación.

Desde el complejo de educación e investigación se puede observar la inmensidad del Cerro Parkinson y las aves que sobrevuelan por todo el lugar, además, de la flora autóctona que abunda. Del lado oeste del edificio la vista es inmejorable. En ese sector se agregó un minirrecorrido.

El objetivo de la nueva incorporación al itinerario es la relajación y hasta la meditación del público con el fin de que éste logre sentirse parte del ambiente propio de las tierras de la provincia y que la reflexión sobre la situación del planeta trascienda en cada visitante y modifique sus comportamientos cotidianos para mejorar la situación ambiental.

Consecuentemente, Anchipurac no se conformó con el agregado al trayecto, sino que sumó calidad a su recorrido con extensas capacitaciones destinadas a sus asesoras culturales. En los encuentros de formación de las ocho jóvenes que guían a los visitantes, la directora del Complejo Ambiental, Claudia Agnelli, agregó distintos aportes de investigaciones ambientales a lo que difundían en cada visita, se realizó una reestructuración y profundización de contenidos con el objetivo de perfeccionar el mensaje que se brinda desde el Centro Ambiental.

Sumado a esto, se agregó un servicio que, hasta hace poco no ofrecía el lugar. Desde este viernes, los visitantes podrán llevar sus residuos reciclables a Anchipurac para su disposición. Durante la cuarentena, el Complejo incorporó un Punto Limpio que consiste en un contenedor de 5 metros de largo, por 2 de alto y 2 de ancho. Este depósito cuenta con bocas de disposición de residuos inorgánicos: plástico, papel o cartón, lastas de aluminio, lámparas o focos, y pilas y baterías en desuso. Para poder visitar Anchipurac, los interesados deben registrar previamente su turno vía web y para realizar consultas se pueden comunicar con el 264 4 791840. El arancel general a partir de los 12 años de edad es de 180 pesos. Para los jubilados y niños de 4 a 11 años de edad, es de 120 pesos. Las personas con discapacidad no abonan.

Es importante destacar que la entrada se paga en Anchipurac antes de la visita y solamente en efectivo. Y que las los visitantes deben usar obligatoriamente barbijo o cubrebocas o no podrán ingresar.

Datos del recorrido

El recorrido interior cuenta con 15 estaciones sobre diferentes temáticas ambientales. El exterior se realiza en la Plaza Escultórica que cuanta con 19 obras realizadas con materiales reciclables.

Una asesora cultural guía la visita y responde todas las dudas que surjan. El recorrido es interactivo con pantallas electrónicas y juegos de competencia, y tiene una duración de una hora treinta minutos que se puede extender a una hora cuarenta y cinco minutos.

Los turnos tienen un cupo máximo de 10 personas y comienzan el recorrido cada treinta minutos. La primera visita inicia a las 9:00 horas y la última a las 15:30, pero se recomienda que las personas lleguen 15 minutos antes, para registrar sus datos, realizar el pago que sólo es en efectivo y cumplir con normas preventivas contra el COVID-19.

Sistema de prevención contra el COVID-19

Antes del ingreso a las instalaciones, en el sector de garita los visitantes reciben las recomendaciones específicas en cuanto a las medidas de prevención y de ingreso. Estas normas son explicadas por el personal de recepción.

Luego, un policía toma la temperatura y es el encargado de hacer cumplir el distanciamiento entre los visitantes hasta que son recibidos por una asesora cultural que realizará la guía.

En caso de detectarse síntomas de OVID-19 en algún visitante, hay una habitación exclusiva destinada al aislamiento temporal de esa persona hasta que llegue el personal especializado de Salud Pública para llevar adelante los pasos que el protocolo determina.

Antes de entrar, el personal de prevención de Anchipurac realiza la pulverización de prendas y cada persona utiliza un dispensador de alcohol en gel para sus manos que funciona a pedal. El sistema de este aparato evita que sea tocado por las manos de los visitantes. Ya en la puerta principal del edificio se procede a la desinfección de las suelas de los calzados en una bandeja sanitizante.

Las asesoras culturales usan máscara facial. Y, para mejor comprensión de sus palabras, cada una tiene un micrófono tipo vincha que transmite a un parlante que amplía y mejora el sonido.

Desde la entrada del edificio y pasando por cada estación hay una demarcación que asegura la posición de cada visitante para obtener la mejor vista de cada sector y el distanciamiento social. El protocolo establecido define que la limpieza de las estaciones de Anhipurac se realiza apenas los visitantes terminaron dos estaciones.

De este modo, al comienzo de la siguiente visita la desinfección ha finalizado sin generar demoras. Por otra parte, los baños se desinfectan inmediatamente después de que una persona los utilizó.