Caso Turcumán
Lunes 30 de Julio de 2018

Un testigo desmintió a la madre de Turcumán y confesó que vio a Claudia golpeada

Se trata de Maximiliano Ruarte, padre de la hija menor de Claudia. El hombre relató un episodio en el que Moya llegó a buscar a su nena con el ojo morado e inflamado y advirtió que vio a la pareja se golpeaba. Lo que su hija le contó el día del hecho.

/// Por María Eugenia Vega

Maximiliano Ruarte mantuvo una relación amorosa con Claudia Antonella Moya, la acusada de matar a su marido Alfredo Turcumán, durante unos 4 años. De ese vínculo nació una de las hijas de Claudia, quien precisamente vio lo que ocurrió entre su madre y Alfredo, el 13 de junio de 2017, la noche que él terminó malherido. "Nosotros no nos hablábamos, pero mi hija me contaba que se golpeaban. Yo no quería preguntarle mucho, pero me dijo que esa noche se venían peleando en el auto", relató. También expresó que Turcumán comenzó a tomar decisiones sobre su hija que no le correspondían y que cada vez que se veía con Claudia, él estaba presente. Uno de los puntos que llamó la atención fue la necesidad de Ruarte de dejar en claro que se enteró por la prensa los dichos de la madre de Alfredo que lo señalaban; esto respecta a una supuesta advertencia que le hizo este hombre para que se cuidara de Moya, pero este lunes en la sala IIl solicitó explicar que eso "no era verdad".



La madre de la víctima había declarado que vio a Ruarte en la comisaría 3era, el día que Alfredo quedó detenido por agredir con el auto a Claudia, y que la expareja de Moya le dio el teléfono y le advirtió: "Su hijo no sabe con quién se está metiendo. Este es el comienzo". Sobre esto, Ruarte pidió dejar constancia de que él no dijo tal cosa; que llegó a la comisaría a buscar a su hija porque le dijeron que les habían entrado a robar. "Yo le di el teléfono para que me llamara si algún día pasaba algo con mi hija, no le dije eso que ella manifiesta", remarcó.


Ruarte aseveró que cuando Claudia se casó con Turcumán, él cambió las pautas de visitas que ya habían quedado establecidas por la Justicia. "Él se metió en donde no se tenía que meter", lanzó. Sobre su relación con la joven contó que estuvieron cerca de 4 años y que la relación no prosperó porque "estaban juntos todo el día". "La relación estaba desgastada, pero porque nos veíamos todo el tiempo. Trabajábamos juntos desde la mañana hasta la noche. La convivencia fue buena, había peleas como en todas las parejas, que eran verbales", pero aseguró que no hubo agresiones físicas.

El Tribunal hizo hincapié al respecto de este último punto y Ruarte debió explayarse sobre un hecho en particular. Una pelea que había tenía con Claudia, cuando ambos trabajaban en el carro panchero que tenía en el parque. "Yo la insulté y ella me arrojó una fuerte con verduras, pero fue sin querer", resaltó. Y aseguró que luego de haber cortado la relación, no hubo más vínculo. Pero la tenencia de la hija era compartida y por eso era frecuente que se cruzara con Moya y con su pareja.

Comentarios