San Juan 8 > País > Fiscal

Cristina Fernández recusó al fiscal Diego Luciani y a otro juez de la causa Vialidad

El abogado de la vicepresidenta presentó un escrito esta mañana en el que pidió que los dos señalados sean apartados de la causa; ninguno de ellos aceptará dejar el caso; Luciani pidió responder cuanto antes de forma oral.

Cristina Kirchner recusó esta mañana al fiscal Diego Luciani y al juez Rodrigo Giménez Uriburu y pidió que los dos dejen el caso Vialidad, donde ella está siendo juzgada por asociación ilícita y fraude al Estado.

La vicepresidenta había adelantado ayer que lo haría. El fundamento es una nota de Página 12 que contó que Luciani y Giménez Uriburu son compañeros en un equipo de fútbol amateur (se llama Liverpool) y que los dos fueron a jugar a Los Abrojos, la quinta de Mauricio Macri. La publicación incluyó una foto de ambos que, sostiene Página 12, fue tomada en las canchas del expresidente.

Te puede interesar...

Ni el juez ni el fiscal aceptarán la recusación. Fuentes cercanas a ambos dijeron que, si bien comparten equipo, ellos sostienen que no tienen una relación de amistad y que tampoco tienen vínculo con Macri. Ni Luciani ni Giménez Uriburu niegan haber ido a jugar a la quinta del expresidente, pero dicen que fue para participar de un torneo amateur donde había muchos otros equipos y que fue antes de que recibieran el caso Vialidad.

Carlos Berladi, abogado de la vicepresidenta, presentó el escrito con este planteo esta mañana, antes de la hora prevista para que se reanudara el juicio oral y continuara el alegato del fiscal, que la semana pasada fue muy duro contra Cristina Kirchner. La acusó de haber sido la jefa de una asociación ilícita creada para extirparle fondos al Estado Nacional “desde la cúpula del poder”.

En su presentación de esta mañana, Beraldi no solo pidió que juez y fiscal sean separados del caso; también, que se anule todo lo hecho por ellos en esta causa.

El presidente del tribunal, Jorge Gorini, informó que habían decidido darle curso al planteo (otra opción era que lo rechazaran “in limine”, algo poco probable en este caso) y que tanto Luciani como Giménez Uriburu tendrán ahora 24 horas para presentar un informe en respuesta a sus recusaciones. Mientras tanto, el proceso seguirá adelante.

Esta mañana, la audiencia empezó minutos más tarde que lo habitual. Gorini informó que fue porque estaban analizando el pedido de Beraldi.

Después de que el presidente del tribunal informó el trámite que se le daría a la recusación, Luciani pidió la palabra y solicitó contestar “de manera oral” las cuestiones planteadas por las defensas. “Ahora o cuando lo dispongan”, dijo. Alegó que una respuesta oral le daría mayor “transparencia” al proceso. Gorini le respondió que no había inconveniente para eso, pero que como otros dos defensores adelantaron que también presentarán recusaciones, el tribunal lo habilitaría a contestar una vez que estén todos los planteos presentados.

El primero que adelantó que también recusará a Luciani y a Giménez Uriburu fue Maximiliano Rusconi, abogado de Julio De Vido, que dijo que además él sumará una recusación contra el otro fiscal, Sergio Mola.

De Vido y Rusconi fueron de los primeros en conectarse esta mañana al Zoom de la audiencia. Antes de que comenzara formalmente la jornada de juicio, el exministro de Planificación, de visible buen humor, le preguntó a Rusconi si lo había cargado a su socio -también abogado de De Vido- Gabriel Palmeiro, hincha de Independiente, por el partido de anoche con River. Discutieron, con todos los demás en silencio, sobre una jugada polémica. Según De Vido, hincha de Boca, debieron haberle cobrado falta al delantero de River, Miguel “El Colibrí” Borja. “No tenés ninguna objetividad. Qué bueno que vos no sos juez”, le dijo Rusconi. “Estoy más para fiscal”, le contestó De Vido.