San Juan 8 > Mundo > Ucrania

Ucrania denuncia que Rusia bombardeó centro de transfusión de sangre

Volodomir Zelenski, presidente ucraniano, anunció que Rusia destruyó un centro de transfusión de sangre en Jarkov y dejó varios "muertos y heridos".

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, denunció que Rusia bombardeó un centro de transfusión de sangre en la región de Jarkov, en el noreste del país, en un ataque que dejó varios "muertos y heridos".

El mandatario indicó que una "bomba aérea guiada" rusa alcanzó el centro de salud en Kupiansk, ubicada a unos 50 kilómetros de la frontera con Rusia, y que los equipos de rescate estaban "extinguiendo el fuego".

Te puede interesar...

"Este crimen de guerra dice todo acerca de la agresión rusa (...) Derrotar a los terroristas es una cuestión de honor para todos los que valoran la vida", señaló Zelenski en sus redes sociales.

El Ejército ruso había reivindicado más temprano la captura de un pueblo en la zona de Kupianks, en el noreste, donde las tropas de Moscú estuvieron atacando durante varias semanas, a diferencia del frente sur, donde se defienden frente a una contraofensiva ucraniana.

"En la zona de Kupiansk, como resultado de las acciones competentes y profesionales de las unidades militares (...) el pueblo de Novoselivske fue liberado", dijo el Ministerio de Defensa ruso en Telegram.

Las tropas ucranianas habían arrebatado esta localidad a los rusos en diciembre de 2022.

El ejército ucraniano informó ayer que se enfrentaba a ataques rusos en los sectores de Kupiansk, Liman y Svatove, en la parte noreste del frente.

"El número de ataques enemigos aumentó. Se están produciendo violentos combates", aseguró la viceministra de Defensa de Ucrania, Ganna Maliar.

Según ella, el objetivo de Rusia es "desviar" las fuerzas ucranianas hacia estas zonas y "romper las defensas".

"En el sector de Kupiansk, el enemigo se fijó el objetivo de recuperar los territorios perdidos el otoño pasado", cuando una contraofensiva ucraniana relámpago obligó a las tropas rusas a retirarse más allá del río Oskil.

En esa zona, el ejército ruso afirmó hoy haber "llevado a cabo acciones ofensivas en un frente amplio", permitiendo "mejorar" sus posiciones