"
San Juan 8 > Mundo > Pakistán

Pakistán: 51 personas fallecieron en dos siniestros distintos

Este domingo 10 nenes murieron ahogados y otras 41 personas perdieron su vida tras la caída de un micro.

Al menos 51 personas murieron este domingo en dos siniestros ocurridos en pocas horas de intervalo en el oeste de Pakistán: un micro que cayó por un puente dejó decenas de víctimas mortales y el naufragio de un barco costó la vida a 10 niños.

Buscan a tres chicos desaparecidos en el naufragio

Una operación de rescate estaba en curso en el lago Tandam, en la provincia de Khyber Pakhtunkhwa, después de que naufragara una embarcación que transportaba entre 25 y 30 alumnos de una escuela local que iban de excursión, dijo a la AFP el oficial de policía Mir Rauf.

Diez niños de entre 7 y 14 murieron y otros 17 pudieron ser rescatados, agregó el policía. Otros tres aún siguen desaparecidos.

Te puede interesar...

“El barco se volcó de repente”, explicó Muhammad Mustafa, un niño de 11 años que sobrevivió al incidente.

“El agua estaba muy fría, mi cuerpo se entumecía, estaba a punto de perder el sentido cuando un hombre me rescató”, relató desde la cama de un hospital de la ciudad vecina de Kohat.

Según un responsable de la policía local, Adbul Rauf, “el barco estaba en mal estado y llevaba sobrecarga”.

Un ómnibus cayó de un puente, explotó y murieron 41 personas

Horas antes, al menos 41 personas murieron en un accidente de autobús que explotó luego de caer de un puente en el norte de la ciudad de Bela, distrito de Lasbela, en la provincia de Baluchistán, sudoeste de Pakistán.

“Los cadáveres están irreconocibles”, dijo Hamza Anjum, un responsable del distrito. El autobús chocó contra un pilar del puente y cayó al vacío, explicó el responsable.

micro pakistan.jpg

El vehículo había salido de la capital de la provincia, Quetta, y había circulado toda la noche hacia la localidad portuaria de Karachi, a unos 700 km al sur. Un equipo de hombres con maquinaria pesada intentaba mover los restos del metal calcinado.

El autobús transportaba a 48 pasajeros y estaba cargado con bidones de petróleo, según un responsable local de los servicios de rescate, Asghar Ramazan. ”Cuando el autobús se estrelló, inmediatamente se incendió”, explicó.

“El fuego era tan fuerte debido al petróleo que fue difícil controlarlo”, indicó.

“Se teme que el conductor pudo dormirse”, apuntó Anjum, sin descartar que la velocidad también podía ser la causa de la tragedia. Las pruebas de ADN servirán para identificar a las víctimas, que quedaron “muy mutiladas”, declararon.

FUENTE: A24