San Juan 8 > San Luis

Dos canes sanjuaninos participan de la intensa búsqueda de la nena desaparecida en San Luis

Hasta la vecina provincia llegaron Mora y Urko, los canes que participan del rastrillaje ante la extrema tensión de un pueblo expectante.

Guadalupe Belén Lucero, la nena puntana, lleva días desaparecida. Se la vio por última vez el lunes a las 20 cuando jugaba en la calle con sus primos, en la ciudad de San Luis. A pesar de que más de 400 oficiales de la Policía la buscaron intensamente, hasta el momento no encontraron datos contundentes sobre su paradero.

Hay una intensa búsqueda por estas horas de la provincia puntana y se han sumando efectivos. Entre ellos, los uniformados de la Agencia Federal Regional San Juan junto con dos canes que participan de un rastrillaje clave. Frente un escenario nevado harán todo para trabajar en el hallazgo de la menor.

En las imágenes se ve a los canes rastreadores Mora y Urko, los dos sanjuaninos a cargo de la difícil tarea. Dos perros fueron adiestrados en la Agencia Federal Federal Cuyo, de la Policía Federal con sede en San Juan. Mora y Urko están preparados para la búsqueda y rescate de personas con vida. De raza ovejero alemán y Malinois, llegaron junto a sus dos guías el sargento primero, Leonardo Viñales y el sargento Mario González.

nena san luis.jpg

El caso

La niña desapareció el lunes, entre las 19 y las 20, de la casa de su tía, donde festejaban su cumpleaños, en un barrio de San Luis. Silvia, la abuela de Guadalupe, dijo que su nieta "estuvo jugando 10 minutos en la calle y parece que se la tragó la tierra".

Georgina, madrina de la niña y dueña de la casa desde donde desapareció sostuvo que "para irse tuvo que ser con alguien que conoce porque es miedosa". Por su parte, Tania, tía de Guadalupe, indicó que "si se hubiera ido sola la hubiéramos encontrado porque a los minutos de no verla salimos a buscarla casa por casa".

El jefe de Policía de San Luis, comisario general Darío Neira, declaró a la prensa que no se habían encontrado imágenes en las cámaras de seguridad, pero los familiares y vecinos detallaron que no hay cámaras de seguridad en el barrio.

Una de las hipótesis es que, según el relato de los chicos que jugaban con Guadalupe, la nena se habría ido de la mano con una joven cuya identidad desconocen y que nunca habían visto.