Policías muertos por accidentes
Jueves 12 de Julio de 2018

Los tres agravantes que tuvo el policía que mató a su colega con la camioneta: puede ir a la cárcel

Además de que será echado de la Policía cuando culmine el sumario administrativo, Claudio Díaz incumplió con tres puntos que son clave para su futuro.

/// Por María Eugenia Vega

Si bien el Homicidio Culposo es un delito correccional excarcelable, el Código Penal sufrió hace poco la modificación de uno de sus artículos que prevé una pena efectiva para quien matase a otro al volante por causa de una negligencia grave. Esto implica precisamente los tres agravantes que pesan sobre la espalda de Claudio Díaz, el policía que embistió a su colega en Circunvalación. Abandono de persona, incumplimiento de los deberes de funcionario policial y negligencia por su estado de alcohol en sangre, que era de 3,5 puntos. Además, viajaba en infracción, porque no tenía la camioneta asegurada.




Se supo, desde un primer momento que Claudio abandonó a su compañera en plena calzada, cuando la atropelló con su camioneta, tras hacerla caer de su moto por el impacto de la colisión. Además, no frenó y eso será informado en las pericias. Luego de pasarle por encima, literalmente, con su camioneta 4x4, siguió su camino hasta su trabajo en la firma Juan Gas, donde iba a cumplir adicionales. También, fue corroborado que estaba borracho y que, según dijeron testigos, tenía problemas con el alcohol, por lo que no sería la primera vez que incurre en esta falta. El agente llevaba siete veces en sangre lo que permite la ley, es decir que él –como funcionario público- tiene que manejar e ir a trabajar con cero por ciento de alcohol. Entonces, no sólo que incurrió en una falta gravísima, que será juzgada también por la Policía, sino que es considerado un potencial homicida al volante. Para rematar su maniobra indebida, el vehículo no tenía seguro.




Por eso, el Código Penal guarda una reciente modificación que castiga con penas de hasta 6 años de prisión efectiva para quienes maten en sus vehículos si poseen alguno de estos agravantes. La palabra final la tendrá el juez (en este caso el titular del Primer Juzgado Correccional, Eduardo Agudo), quien deberá resolver si hubo "dolo" en esta situación.




Mientras tanto, desde la Fuerza prometieron mano dura contra él y para los otros tres policías que venían de una fiesta con alcoholemia positiva y que protagonizaron otro siniestro vial en el que falleció un policía en moto. Serán exonerados de las filas policiales y la resolución será firmada por el propio ministro de Gobierno, Emilio Baistrocchi, en cuanto se termine de delinear el informe del sumario administrativo y se cierre la investigación de Control y Gestión. "El que no hace las cosas bien, se va", dijo Baistrocchi y hasta ahora lo ha cumplido. Hay más de 30 policías que fueron expulsados de la Fuerza en los últimos dos años.

Comentarios