San Juan 8 > San Juan > 150 años de la Policía: un camino en busca de justicia

El día que la seguridad se acercó a la cultura: haciendo historia para marcar un rumbo

En el marco de los 150 años de la Policía de San Juan, la creación de un museo, un libro y la modificación de una ley, cimentaron las bases de los objetivos que se plantea la institución para mirar atrás y forjar un nuevo camino hacia adelante.

 Embed      
Archivo histórico. La banda de la Policía de San Juan, en los registros fotográficos que marcan un hito en la provincia. 
Archivo histórico. La banda de la Policía de San Juan, en los registros fotográficos que marcan un hito en la provincia. 
 Embed      
Miscelaneas. Registro de estadísticas delictivas de 1930. Archivo histórico de San Juan. 
Miscelaneas. Registro de estadísticas delictivas de 1930. Archivo histórico de San Juan. 
 Embed      
Distinción. El jefe de la Policía, Luis Martínez y el subjefe, Carlos Castillo, entregaron una placa a la historiadora María Julia Gnecco, por su aporte en la recopilación de archivos históricos para el museo policial. 
Distinción. El jefe de la Policía, Luis Martínez y el subjefe, Carlos Castillo, entregaron una placa a la historiadora María Julia Gnecco, por su aporte en la recopilación de archivos históricos para el museo policial. 
 Embed      
Una reliquia al museo. Al museo policial llegó el sable de Antonino Aberastain, el cual fue trasladado en carreta antigua desde la Escuela de Cadetes hasta la Central de Policía. La procesión duró dos horas y recorrió puntos históricos del Gran San Juan. 
Una reliquia al museo. Al museo policial llegó el sable de Antonino Aberastain, el cual fue trasladado en carreta antigua desde la Escuela de Cadetes hasta la Central de Policía. La procesión duró dos horas y recorrió puntos históricos del Gran San Juan. 
 Embed      
Descendientes de Aberastain. En el acto que coronó el traslado del sable de quien fue gobernador sanjuanino en 1961, estuvo presente la familia Anzellotti. Su bisnieto presenció la velada en la Central de Policía. 
Descendientes de Aberastain. En el acto que coronó el traslado del sable de quien fue gobernador sanjuanino en 1961, estuvo presente la familia Anzellotti. Su bisnieto presenció la velada en la Central de Policía. 

/// Por María Eugenia Vega

La fuerza policial sanjuanina tiene mucho para festejar. En sus 150 años ha cosechado una historia que en cierto punto ha sido legendaria, pero sin registro material que pudiera plasmar sus virtudes y sus errores. Esa evolución se ha visto perpetrada este año, por primera vez en su historia, en un libro que demandó meses y meses de dedicación, investigación y análisis hasta hacerse realidad en la primera semana de festejos por su aniversario. Sanjuan8.com decidió llevarle al lector parte de esa larga historia, apuntando su mirada en uno de los logros más forjados: la investigación criminal que encamina a la búsqueda de la verdad y la justicia. Pero para lograr ese objetivo, un camino por recorrer que obligan a la lectura de varios puntos ocurridos con antelación, desde sus albores en 1869.


El día en que la seguridad se acercó a la cultura, será la primera entrega, en este mes aniversario de la fuerza. Lo que ocurre fue que esta semana, hubo un logro que marcó parte de esa historia que hoy está escrita, resumida e ilustrada; la apertura del Museo de la Policía y la presentación del libro, atravesado por vivencias de todas las épocas que habían quedado olvidadas y desdobladas en museos, archivos y en los viejos cajones de un edificio que muestra su actualización después de muchos años: la Central de Policía.
Seguridad es cultura
Aquel jueves 5 de diciembre, cuando se inauguraba el Museo Policial, en el corazón de la Central de Policía, las palabras de una grande de la cultura sanjuanina, María Julia Gnecco, resumía la intencionalidad que hubo entre las paredes de la oficina de Relaciones Policiales para llevar a cabo este objetivo, un sueño que pareció difícil y lejano, pero que fue materializado. "Hay que traer la memoria a la actualidad y plasmarla para que perdure en los tiempos". Este año pudieron rescatarse las vivencias. Aquellas costumbres que pasaron de boca en boca, de generación en generación como lo hace una leyenda.

"Tuvimos la posibilidad de presentar un libro que, respaldado con la documental necesaria, narra parte de la historia de los inicios de la creación formal de la Policía de San Juan", el jefe de Policía, Luis Martínez, quien renovará su compromiso esta semana ante los 4290 efectivos que tiene la fuerza policial, actualmente, expresó sus definiciones sobre el tema, a sanjuan8.com.

El Museo Subcomisario Gabriel Guzzo está creado con la intención de mostrar, recordar y darle luz a aquello que permaneció guardado en la oscuridad durante muchos años. Para que los actuales uniformados se nutran de la historia, de lo que fueron, de lo que ya no deben ser. Es parte de la política motivacional que, después de 2013, comenzó a tomar trascendencia como pata fundamental para el sostenimiento de la institución. "Todo va entrelazado. Un funcionario policial que está comprometido y sustanciado en la labor que realiza, a sabiendas que debe exponerse a distintos sacrificios, pero lo ha hecho de manera voluntaria con la satisfacción solamente del deber cumplido, velando por la seguridad de los ciudadanos, le resta importancia a uno de los estigmas que esta Fuerza tiene, que es el de la corrupción", señaló Martínez.
Desde lo institucional, los recursos humanos y la valoración de lo que han conseguido se ha ponderado en esta última época. La historia que los llevó a caer, como profesionales de la seguridad, en los pozos más hondos, en cuanto a la corrupción, la desigualdad, la injusticia y la larga espera de reconocimiento, ha comenzado a cambiar poco a poco. Los ascensos que lograron con mayor celeridad, desde el crítico periodo de 2013, cuando después de muchos años la Policía volvió a manifestarse en las calles, acuartelándose parcialmente, en la lucha por sus salarios, logrando en ese momento el 69% de aumento en sus básicos; aquellos reconocimientos que reciben con la creación de nuevas áreas, con el agrandamiento de la nómina, son la base de su nuevo camino.

En estos últimos cuatro años, la Fuerza fue dotada con equipamiento, infraestructura, movilidades y con la posibilidad de subir de jerarquía con más rapidez, lo cual implicó también la obligación de redoblar esfuerzos y mostrarse rectos bajo las normas establecidas. "El que no hace bien las cosas se va", había dicho el ministro de Gobierno, Emilio Baistrocchi y firmó la exoneración de decenas de policías por no cumplir con lo acordado. Eso también forma parte de la historia que hoy escribe la fuerza, y que quedará perpetrado en los detalles de la historia. La disciplina es cultura. La cultura es seguridad. El objetivo de esta nueva gestión que comienza este 10 de diciembre será empapar de cultura las líneas policiales para que la seguridad esté cada vez más lejos de la corrupción y de la desinteligencia, acompañados del conocimiento que se les dará a través de los cursos y capacitaciones pensados para la fuerza a nivel local, nacional e internacional.

Leé: Baistrocchi antes de dejar su cargo: "En cuatro años, la Fuerza se dignificó"
El sable de Antonino, la reliquia que simboliza la lucha

Uno de los actos más destacados esta semana, fue el traslado del sable de Antonino Aberastain, ese elemento fundamental en la segunda batalla de La Rinconada, donde fue asesinado el 12 de enero de 1861, en Pocito.

 Embed      


La reliquia que utilizó para tamaña hazaña permaneció por 30 años en la Escuela de Cadetes de la Policía y este jueves fue trasladado al museo que se ubica en la Central. El traslado duró 2 horas, bajo la estricta vigilancia y acompañamiento de la Policía Montada (GAM); lo hicieron en absoluto silencio, como respeto a su simbolismo. La familia de Aberastain estuvo presente en el sentido acto y fue reconocida por la cúpula policial.

Te puede interesar...

 Embed      



Como tarea complementaria en materia cultural, se presentó el cuarto número de la revista Vocación y Lealtad con un especial marcado por los 150 años de la Policía. Con un despliegue de 9 secciones que sintetizan la importancia de mirar hacia el pasado para hacer una historia que disminuya errores. Uno de los puntos a tratar en estos aspectos históricos que remarca la Policía tiene que ver con la investigación criminal, abordada por la Policía Científica, la nueva División Criminalística.

Este es el aspecto que trabajó sanjuan8.com, desde su origen en el siglo XIX, el 15 de diciembre de 1869, con la creación del Médico de Policía hasta la actualidad, con una División de Inteligencia Criminal dotada de equipamiento y herramientas que acompañan la investigación judicial para resolver los casos más complejos de la provincia. En la próxima entrega, los inicios de la cuna de las pruebas y las evidencias.