San Juan 8 > País

Massa aclaró que "No me pasó por la cabeza ser gobernador ni volver a Tigre"

El diputado nacional reconoció que existen "presiones" para acordar con el PRO, pero aseguró que ya es "un tema cerrado". Admitió errores y habló del presunto pacto Scioli-Macri.

Esta semana, Sergio Massa confirmó su candidatura presidencial e inscribió a su partido dentro del frente Una Nueva Alternativa (UNA) para competir con José Manuel de la Sota en las elecciones primarias del próximo 9 de agosto. Aún así, las versiones que propios y extraños hacen circular sobre la posibilidad de un acuerdo con el PRO no cesaron. El líder del Frente Renovador recibió aInfobae en las oficinas que tiene en la Torre de las Naciones de Tigre y se encargó de negarlas y ratificar una vez más su postulación a la Presidencia.

-Este miércoles anunció que sigue con su candidatura presidencial, ¿qué pasó con el PRO? ¿Hubo negociaciones?

Te puede interesar...

-Nosotros venimos desde enero haciendo un enorme esfuerzo para que en la Argentina haya un acuerdo para ganarle al kirchnerismo. Desgraciadamente, la falta de comprensión o las vanidades lo hicieron imposible; más allá de que en 12 provincias ese acuerdo existe. Ahora viene el tiempo en el que la gente tiene que elegir las propuestas.

-¿En algún momento estuvo dispuesto a bajar su candidatura en pos del acuerdo?

-¿Bajar yo mi candidatura? ¿O que Macri baje la suya? En general hay una cosa sesgada. La presión que instalaron algunos grupos de poder con la excusa de que tengo 43 años, soy joven y puedo esperar un poco más ignoraba la opinión de la gente.

-Si un grupo de dirigentes del Frente Renovador se acercase y le pidiese negociar con Macri, ¿usted lo aceptaría?

-Hubo un intento de acuerdo que de hecho derivó en la decisión de renuncia de Francisco de Narváez a su candidatura a gobernador para tratar de forzar la situación. Desgraciadamente, para que haya un matrimonio tiene que haber dos voluntades. Nosotros pusimos la mejor voluntad. No hay unidad de la oposición. Será la gente la que defina quién lidera el camino del cambio.

-¿Ese matrimonio vendría a ser un matrimonio por conveniencia?

-No, hay una convicción, que es que la Argentina necesita un cambio.

-¿Qué es el barro de la política?

-La rosca, la cosa mediocre de la política en la que los dirigentes pelean a los codazos por su posicionamiento en lugar de estar preocupados por lo que le pasa a la gente.

-¿Estamos hablando de los intendentes que se fueron?

-Yo no hablo de nadie en particular, hablo del tiempo que le dedicamos a una cosa o a la otra. El principal responsable es quien lidera. Para lo bueno y para lo malo. Así como cuando en el 2013 ganamos la gente dijo "ganó Massa", los errores caen en mi cabeza, más allá de cuál haya sido el comportamiento de cada dirigente.

-¿Fue un error suyo lo que pasó?

-Absolutamente. No tenga ninguna duda.

-En el PRO hay una versión de que el intendente de San Miguel, Joaquín de la Torre, podría ser candidato a vicegobernador bonaerense de María Eugenia Vidal...

-Se lo tendrían que preguntar a De la Torre, pero no creo.

-Lo que repiten en el PRO es que buscan una "rendición incondicional" suya...

-La soberbia en la política es muy mala. El querer llevarse por delante al otro es un mal que el kirchnerismo le ha implantado a la política argentina. Con respeto, les aconsejaría que no sean soberbios.Massa ratificó el miércoles su candidatura presidencial-¿Se acuerda cuándo fue la última vez que habló con Macri?

-No. Creo que el año pasado. No me acuerdo. Fue en algún encuentro fortuito.

-¿Cuál es hoy la relación con Francisco de Narváez?

-Buena. Hoy [por ayer] tenemos una reunión.

-¿Lo va a acompañar en la campaña?

-Ahora vamos a definir la agenda de la semana que viene.

-Macri dijo que la otra noche el PRO conversó hasta las 2 de la mañana con un dirigente del Frente Renovador. ¿Es así?

-Para nosotros es un tema cerrado.

-¿Hay un pacto entre Scioli y Macri para sacarlo de carrera? Se habla de un mensaje de texto entre ellos dos que circuló a partir de unas palabras de Joaquín de la Torre.

-Hay un candidato que es incómodo. Que no es parte del poder establecido. Que es la jubilación de un montón de dirigentes políticos. Tener un presidente de 43 años jubila a muchos. Eso a algunos les da terror.

-¿No hay entonces un acuerdo?

-Lo tendrían que explicar ellos.

-Macri reconoció que hubo presiones del "círculo rojo" para que ustedes dos se unan. ¿Las sintió?

-Sí, hubo muchos sectores que presionaron para que nos juntáramos. No sé si con mala fe. También hubo muchos sectores que presionaron e intentaron bajarme. Con el Gobierno a la cabeza agitando, porque lo cierto es que los únicos que les ganamos estamos en este espacio.

-Se habla mucho del financiamiento de su campaña....

-[Interrumpe] La diferencia más grande de nuestra campaña con la de otros es que no robamos los recursos públicos para financiarla. Tenemos que hacerlo a pulmón. No usamos la plata de los impuestos. Eso es desviación de fondos.

-¿El kirchnerismo y el PRO usan recursos del Estado para sus campañas?

-Lo que digo es que aquel que usa recursos del Estado le está robando a la gente.

-¿Entonces está asegurado el financiamiento de su campaña presidencial?

-Tenemos lo que necesitamos.

-¿Ya sabe quién será su candidato a gobernador bonaerense?

-La diferencia con la etapa anterior es que no vamos a manchar más nombres. Cuando lo tengamos definido, lo vamos a anunciar. La próxima semana.

-¿Alguna vez evaluó ser usted el candidato a gobernador en estas últimas semanas?

-No se me pasó por la cabeza.

-¿Y volver a Tigre?

-La Anses y la intendencia de Tigre fueron dos etapas maravillosas de mi vida. Pero ya están superadas.

Infobae