Comscore

POLICIALES

Giro inesperado en la presunta violación de La Bebida: la Justicia cree el portero es inocente

El caso se conoció porque la menor quedó embarazada y reveló que había sido abusada por un trabajador de la institución. Sin embargo, el juez le dictó el sobreseimiento y no habrá juicio porque comprobaron que el bebé no es de él.

Por lo menos, en el delito de presunto abuso sexual con acceso carnal agravado que pesaba sobre los hombros del portero, de apellido Pereyra, de la escuela de La Bebida, EPET N°6, la Justicia cree en su inocencia. La causa se cayó cuando las pruebas de ADN de la menor de 14 años revelaron que la nena esperaba un bebé que no era el implicado.
Si bien la Cámara Gesell permitió seguir adelante con la investigación que supuestamente tuvo abusos reiterados dentro de la institución, ahora las pruebas dicen lo contrario. Primero, a carencia de evidencia, llegó la falta de mérito. Más tarde, el juez Benito Ortíz decidió liberar de culpa y cargo al portero dictándole el sobreseimiento, por lo que la causa no llegará a juicio.
Leé: El juez tiene dudas sobre la violación de una niña en una escuela

El tema es que ahora, la defensa apuntará a la reincorporación de sus labores y a que se "limpie" su buen nombre, según manifestó el abogado Javier Jofré, en una radio local. "Mi cliente está tratando de reestablecer su vida, reconstituir su familia y volver a su trabajo", dijo.
Pereyra estuvo detenido desde octubre a enero. El caso salió a la luz en noviembre de 2018, cuando nena involucrada se quebró y le confesó a su madre. que estaba embarazada del portero. En Cámara Gesell la víctima habría indicado que fue abusada de la escuela de La Bebida, pero las dudas surgieron poco a poco cuando la evidencia no respaldaba la declaración.
Finalmente, Benito Ortiz resolvió dictar el sobreseimiento que podría ser apelado por la parte querellante, de verlo conveniente.