San Juan 8 > A un click > Omega-3

Tres gramos de Omega-3 al día pueden reducir la presión arterial

Los científicos concluyeron que ayudan al corazón a latir a un ritmo constante, evitando las arritmias peligrosas.

Una nueva investigación científica de la Universidad de Macao en Guangdong (China), publicada en el Journal of the American Heart Association (JAHA), reveló que la dosis óptima de Omega-3 para reducir la presión arterial es de 3 gramos diarios.

Pero ¿qué son las grasas Omega-3? Son un grupo de ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga y de cadena muy larga que se encuentran en alta proporción en los tejidos del pescado azul y ciertos mariscos y en algunas fuentes vegetales tales como el aceite de soja, el aceite de canola, las nueces y las semillas de linaza. Pero, también, se puede ingerir a través de suplementos dietarios.

Te puede interesar...

El Omega-3 es sumamente beneficioso para la salud: reduce la presión arterial, los triglicéridos y la frecuencia cardíaca, mejora la función de los vasos sanguíneos y alivia la inflamación. Además, disminuye la acumulación de placa, colesterol y calcio, elementos que bloquean las arterias.

Los beneficios del Omega-3 para el corazón

De acuerdo con el estudio científico, las grasas Omega-3 ayudan al corazón a latir a un ritmo constante y no desviarse hacia una arritmia potencialmente fatal.

Para llegar a esas conclusiones, los especialistas revisaron y analizaron docenas de estudios y concluyeron que 3 gramos de Omega-3 por día son suficientes para la salud cardiovascular, ya que esa dosis reduce la presión arterial.

Los investigadores, encontraron que los adultos que consumieron entre 2 y 3 gramos diarios de ácidos grasos Omega-3 DHA y EPA, combinados en alimentos, suplemento o ambos, tuvieron reducción de la presión arterial sistólica y diastólica en un promedio de 2 mm Hg.

Según precisaron, hay tres Omega-3 principales: el ácido eicosapentaenoico (EPA), el ácido docosahexaenoico (DHA) y el ácido alfa-linolénico (ALA). Los ácidos grasos APA y DHA provienen principalmente del pescado, mientras que el ALA proviene de algunos aceites vegetales, semillas y nueces.

La Asociación Estadounidense del Corazón sugiere ingerir al menos dos porciones de pescado por semana. Una porción equivale a 3 onzas cocidas (unos 85 gramos), o aproximadamente ¾ de taza de pescado desmenuzado.

El Omega-3 es una grasa poliinsaturada que tiene muchos beneficios para la salud, ya que el organismo las utiliza para fortalecer las neuronas, para mantener el corazón sano, para evitar accidentes cerebrovasculares y para aminorar el paso del tiempo en la circulación sanguínea.

Vale mencionar que existen numerosos productos en los que podemos encontrar Omega-3 como los pescados de agua fría, que son los que mayor cantidad contienen, pero también hay otros productos que también tienen esta beneficiosa grasa.

Una de las fuentes más importantes de Omega 3 es el salmón, pero también la caballa, atún blanco, trucha y sardinas. Sin embargo, no solo los pescados tienen esta grasa poliinsaturada. También hay otros alimentos en donde podemos encontrarlo como aceites, semillas y plantas. Entre ellos, están las semillas de linaza molidas, el aceite de linaza, las nueces, las semillas de chía, el aceite de canola, nuez, la albahaca, el brócoli y las espinacas.

FUENTE: TN