San Juan 8 > Información General

Randazzo declinó toda posibilidad de candidatura, luego del pedido de Cristina

El ministro del Interior bajó su postulación nacional y rechazó un ofrecimiento para competir en la provincia de Buenos Aires, anunció el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández. Seguirá integrando el Gabinete.

Cuando el reloj aún no había marcado las 7, el kirchnerismo reveló la primera novedad política de un día que amenaza con estar plagado de definiciones: Florencio Randazzo rechazó el ofrecimiento de la Presidente y no será candidato a gobernador en la provincia de Buenos Aires. Por sugerencia de la Casa Rosada, el ministro del Interior y Transporte también declinará su aspiración nacional, por lo que el Frente para la Victoria tendrá un candidato único en las Primarias.

La noticia fue confirmada por el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández: "Florencio ha desistido de participar como precandidato a presidente de la Nación y no ha querido ser candidato en la Provincia por el Frente para la Victoria".

Te puede interesar...

El funcionario aclaró además las versiones que anticipaban la inminente renuncia de Randazzo al puesto que ocupa en la administración nacional: "Yo hablo del tema exclusivamente electoral, pero él va a seguir siendo el ministro de Transporte". Lo que no quedó claro es si será candidato a algo, pero todo indica que no.

El anuncio se convirtió de inmediato en la novedad del día y abrió el interrogante sobre quién será el hombre que representará al kirchnerismo en Buenos Aires, el distrito electoral más grande del país, donde uno de los cuatro postulantes que quedan es justamente el jefe de Gabinete; los otros dos son Julián Domínguez, Fernando Espinoza y Sergio Berni.

En ese sentido, Fernández no fue contundente: "Mi candidatura está firme, pero no pongo por delante esa candidatura. ¿Dónde voy a estar yo? En el lugar que me asigne el proyecto político al que pertenezco, donde me designen, allí estaré". Todo está por resolverse.

Un día de definiciones

La oposición también tiene sus dilemas. El Frente Renovador podría dar certezas sobre su armado político este mediodía. Hay dos incógnitas abiertas: quién será el compañero de fórmula de Sergio Massa y cuál será el nombre bendecido para caminar la provincia de Buenos Aires. La única anotada en ese espacio es Mónica López. A última hora del miércoles había rumores que ponían a otros nombres en la carrera.

El jueves era el día elegido para que el PRO anunciara al compañero de fórmula de Mauricio Macri. Marcos Peña es el dirigente con más apoyo interno, Gabriela Michetti saca ventaja en las encuestas. El ecuatoriano Jaime Durán Barba está convencido de que la senadora es la segunda dirigente del espacio con mayor nivel de conocimiento fuera de la Capital.

Ayer la mesa chica se mostró entusiasmada con el nombramiento de Zannini como vice de Scioli. Decían que la designación polariza aún más las elecciones entre dos visiones de país: la continuidad o el cambio. Con el correr de las horas algunos operadores se animaron a plantear la posibilidad de redefinir la estrategia nacional: no son pocos lo que creen que el líder del partido amarillo debería ir sin competidores a las primarias. El desafío es complejo porque Ernesto Sanz y Elisa Carrió no parecen predipuestos a bajarse de la carrera presidencial.

Hay otras incógnitas que podrían permanecer abiertas hasta el sábado a las 23:59, límite que tiene los partidos para presentar sus nóminas de postulantes. ¿Cristina Kirchner será candidata? ¿Máximo juega en Buenos Aires o en Santa Cruz? ¿Axel Kicillof se anota para el Congreso? ¿Qué pasará con todos los candidatos que se habían dado el baño de humildad?