San Juan 8 > Información General

La damajuana ya fue, lo nuevo es bag in box

El Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) y el Ministerio de Agricultura de la Nación impulsaron un nuevo sistema de fraccionamiento de vinos en un envase innovador.

El Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) y el Ministerio de Agricultura de la Nación impulsaron un nuevo sistema de fraccionamiento de vinos en un envase denominado bag in box. El mismo cuenta con gran aceptación en los principales mercados del mundo y el objetivo es que pueda reemplazar de manera gradual a la tradicional damajuana. Se trata de una caja de cartón que en su interior contiene una bolsa multicapa generalmente para un contenido de 3 o 5 litros . Tiene una válvula vertedora que una vez abierto el envase mantiene las propiedades del vino por espacio de dos meses, lo que también puede facilitar la venta de vinos por copa en bares y restaurantes. El proceso de fabricación de este envase es más amigable con el medio ambiente que el de una botella de vidrio, y se logra una gran optimización en el espacio de almacenaje, además de el ahorro que representan en costos de logística. Está comprobado que para transportar un millón de litros en botellas se requieren casi 37 camiones, mientras que para el mismo volumen en bag in box alcanza con seis fletes.

“El objetivo del INV es que bag in box se posicione como un envase de mayor cantidad de litros, ya que la damajuana tiende  a desaparecer del mercado”, explicó Cristina Lafferiere, funcionaria del organismo rector de la vitivinicultura.

Te puede interesar...

Lafferiere precisó que en los últimos años se han perdido 5 millones de litros anuales que se fraccionaban en damajuanas.

“En el mercado interno ya hay unas 15 bodegas que están utilizando el bag in box, fraccionando tanto vinos de alta gama, gama media, o básicos”, explicó. Lafferriere sostuvo que otra de las ventajas de este  nuevo envase es el menor impacto ambiental que produce, que deja una menor Huella de Carbono, y mucho ahorro en logística. En países de Europa y Estados Unidos donde los consumidores tienen un alto nivel de consumo, este envase ha tenido una muy buena aceptación.

La especialista contó que el INV está llevando adelante un programa para motivar tanto a las bodegas como a los canales de distribución en el consumo del bag in box. Por ello se han envasado cajas que son muestras gratis genéricas que no tienen marcas (Malbec-Merlot en tintos y Chardonnay-Chenin en blancos)  que  en realidad funcionan como un folleto en sí mismas, con la intención que el consumidor que aprenda a utilizarlas.  

“Nosotros las repartimos a consumidores en general, y también a vinotecas, ya que estos negocios tienen un contacto directo con el consumidor y pueden hacer docencia”, destacó Lafferriere.   

Estos nuevos envases también se entregan en los restaurantes con la intención de que se consuma el vino por copas. En ese sentido el instituto  suscribió un convenio de Proyecto de Responsabilidad Social Compartida con el Ministerio de Trabajo, Justicia y Gobierno de Mendoza, para que un grupo de internos penitenciarios fabriquen pequeños barriles de roble. Así, se entregarán 15 mil de manera gratuita a restoranes  y bares de todo el país con el objetivo de fomentar el consumo de vino por copas.

Diferente al tetra

Además de triplicar en volumen al tetra, el envase metálico (como es el caso del tetra) está condicionado a envasar sólo una determinada gama de vinos, la más básica. En cambio bag in box permite almacenar una mayor variedad.

Lafferriere contó que en la actualidad ya se almacenan vinos de alta gama (Las Perdices, Casarena, Carinae y Lorca); media gama (Qubo, Los Charabone, Familia Morales), y los básicos de Toro Viejo.

Además,  se estableció inyectar al mercado del Área Metropolitana de Buenos Aires hasta 20 millones de litros de vinos de distintas gamas, a precios populares. Lo que se busca, fundamentalmente, es  eliminar las intermediaciones de la cadena y la intervención de las grandes firmas concentradoras. Para lograr este objetivo se prevé utilizar una marca paraguas y distribuirlos en bag in box en el Mercado Central y la Red ComPrAr.

Además, la secretaria de Desarrollo Rural de la Nación, Carla Campos Bilbao, solicitó crear una marca más fácil de recordar para el envase bag in box.

Así, se buscará imponer la misma con una campaña de comunicación masiva en las transmisiones de  Fútbol para Todos, entre otros medios.