Comscore

SAN JUAN

Una mutual invirtió medio millón de pesos para ayudar a Nicanor a cumplir su sueño

Empleados bancarios encaran desde este martes la construcción de un salón para que el pequeño genio de Pocito luzca la escuela Patria Unidad a lo grande, en el fondo de la casa de su abuela Ramona. En un mes quieren terminar la obra.

/// Por María Eugenia Vega
"Las palabras movilizan, pero los ejemplos arrastran", una frase explica la acción que comenzaron a realizar los empleados del Banco Nación para cumplir el sueño de Nicanor. Lo que sucede es que desde la mañana de este martes comenzaron a limpiar el terreno y a llevar materiales a la casa de Ramona, en Las Piedritas, para alzar las paredes que cobijarán a los niños que recibe Nico.

Este era su sueño y se lo habían prometido muchísimas personas. Todos habían levantado la mano para comprometerse con la causa, pero hasta hoy nadie lo había resuelto. Finalmente, quienes tomaron la decisión de encarar el proyecto fueron los empleados bancarios, quienes invirtieron unos $500.000 con la colaboración de la mutual del banco y de la obra social Jerárquicos, según manifestó a sanjuan8.com, el exgerente de la entidad, Salvador Gregory.


"Vinimos el año pasado para traerle un pizarrón y una bandera de ceremonia y nos enteramos de cuál era el sueño de Nico. Sabíamos que hubo muchas promesas para construirle este espacio que tanto quería, pero nadie lo hizo. Este año cuando volvimos nos dimos cuenta de que todo seguía igual y por eso decidimos ayudar", explicó Gregory. La sonrisa de Ramona, mientras escucha los ruidos y mira el lío que se está produciendo en su casa por los materiales que se estacionan en su humilde patio, es insoslayable e inmensa. La mujer no puede creer que se levantó hoy por la mañana y cuando golpearon la puerta, traían bolsas de cemento y hierros para comenzar cuanto antes con la edificación. Primero realizarán la limpieza del terreno para luego seguir con el replanteo de la planificación realizada. "No lo puedo creer, se le va a cumplir el sueño al Nico, por fin!", expresaba a este medio, mientras organizaba los detalles. La tierra ha comenzado a ser removida y los picos y las palas ya se mueven a gran velocidad. Es que la intención es terminar la obra en 30 días. No será para el cumple de Nico, que es el 5 de febrero (se lo festeja el 9), pero quizás el próximo mes, antes del inicio de clases, una mejor postal pueda ser publicada para todo el país.Más alumnos, más edades Desde fines del año pasado, Nico recibe a estudiantes mayores de edad. Hay una mujer de 40 años que se acercó a la escuelita para pedirle que la ayude porque quiere terminar el secundario. Como ella, nueve personas más. A esta cantidad de interesados en aprender, se le suman los 30 niños que ya asistían a la escuela en los tres turnos matutino, tarde y vespertino. "El Nico" terminó un gran año, con una mochila cargada de vivencias que no olvidará jamás, pero además comenzó un 2019 mejor. Uno de sus sueños está por cumplirse y otro está en proceso, porque él quiere ser maestro de verdad. Por eso también trabaja en su educación.